Inicio Archivos mensuales
Archivos mensuales

noviembre 2017

El último jueves de cada mes, a las 19:00 celebramos una jornada de retiro que comienza con la celebración de la Santa Misa predicada, seguida de una meditación ante el Santísimo. Estos momentos de reflexión que mensualmente ofrece la parroquia han de ser encuentro con Dios y con nosotros mismos.

¿Qué es un retiro mensual?

Un retiro mensual es un medio de formación. Es una herramienta para adquirir formación. Un retiro es lo que los griegos llaman un Kairos, una oportunidad, algo que ocurre una vez al mes y uno tiene la opción de tomar o no tomar. Piensa que es un “bus” que pasa solamente una vez al mes y te puede llevar a un sitio que se llama “un mejor futuro”’.

Pero…¿ y qué entiendo como formación?

Formación es adquirir una mejor forma pero en este caso es en nuestra parte humana y espiritual; no se entiende, la formación, como mejorar el cuerpo, sino más bien como un medio para adquirir conocimientos que nos permitan mejorar en valores humanos, en virtudes, en trato a los demás, en conocer un poco sobre cosas que seguro aprendimos de niños, pero que ya de adultos se nos han borrado. La formación busca que cada quien encuentre el “modelo” que Dios pensó para cada uno y se ponga en el camino de hacer todos los ajustes necesarios en su vida, en sus modales, en su trabajo, en su vida de familia, en su actuación en la sociedad, para lograr esa identificación de lo que Dios quiere que seamos.

Algunos beneficios del retiro mensual
Con los retiros mensuales lograrás:
¨Conocerte mejor.
¨Conocer mejor a tu familia.
¨Encontrar la forma para darle una mejor atención a tu familia.
¨Encontrar estímulos que te lleven a hacer mejor tu trabajo.
¨Encontrar estímulos que te lleven a ayudar a tus compañeros a hacer mejor su trabajo.
¨Encontrar la importancia de tu participación en tu medio social, no ser un espectador más sino un verdadero actor.
¨Tener una mejor calidad de vida.
¨Tener más que enseñarle a los hijos.
¨Mejorar tu vida en todos los sentidos.
¨Conocer mejor a Dios.
¨Aprender a tratarlo como a un padre.
¨Aprender a ser mejor amigo.
¨Aprender a sacar a flote tus potencialidades y cualidades.
¨Aprender a luchar por desterrar tus debilidades y defectos.
¨Aprender a ser feliz en esta tierra

30 noviembre, 2017
4 Facebook Twitter Google + Pinterest

Se acerca la Navidad y un año más, toda laparroquia pone su ilusión y esfuerzo en preparar un bonito Festivales de Navidad. Son distintas las actividades que se van a llevar a cabo el próximo mes: instalación del Nacimiento en el templo, concurso de Belenes en las casas, concierto de Navidad a cargo de la Coral de Alcoa, copa de Navidad para los colaboradores parroquiales, etc…

Entre todas ellas destaca siempre el Belén viviente con el que, niños y padres del Catecismo, nos regalan cada año en la misa a ellos dedicada. Invitamos a todos a participar. Es costumbre que participen la gran mayoría vestidos como personajes de la escena evangélica. Para ello invitamos a que os apuntéis o bien en el despacho parroquial o el domingo en la sacristía con la encargada de organizarlo: Belén Vazquez

29 noviembre, 2017
4 Facebook Twitter Google + Pinterest

El pasado domingo, los padres y madres de los niños que hacen este año la Primera Comunión hemos tenido una reunión en la que el párroco nos ha invitado a ser responsables en nuestra tarea de padres y educadores en la fe, y nos ha dado una catequesis en torno a la Eucaristía.

En esta reunión han quedado marcadas las fechas definitivas para recibir la Primera Eucaristia así como indicaciones para esos días: preparación intensiva, primera confesión, celebraciones comunitarias.También se han abordado otros temas transversales que también han de tenerse en cuenta: ornato del templo, fotógrafos, turnos. fiesta del catecismo…

Aquellos casos particulares -los menos- en que la fecha marcada para las celebraciones no se ajuste a sus deseos por razones de causa mayor, han de plantear su caso en el despacho parroquial y entre todos tratar de buscar la mejor solución. Se trata de la primera de una serie de encuentros para estrechar la colaboración entre la familia y la parroquia.

En una reunión con los padres hay un elemento de “agenda”: Señalar fechas y horas, obviamente de mutuo acuerdo. Creo que se debe señalar una o varias fechas “oficiales”, por decirlo así, y estar dispuestos a una total flexibilidad, ya que cada familia tiene sus propias circunstancias. Si se calcula que el número de comulgantes es alto, convendría ofrecer un abanico amplio de días.

Ya en el plano celebrativo, habrá que indicar cuándo los niños harán su primera confesión. Un aspecto nada secundario. El canon 914 del “Código de Derecho Canónico” prescribe una “previa confesión sacramental”: “Los padres en primer lugar, y quienes hacen sus veces, así como también el párroco, tienen obligación de procurar que los niños que han llegado al uso de razón se preparen convenientemente y se nutran cuanto antes, previa confesión sacramental, con este alimento divino; corresponde también al párroco vigilar para que no reciban la santísima Eucaristía los niños que aún no hayan llegado al uso de razón, o a los que no juzgue suficientemente dispuestos”.

Es muy importante la gradación de responsabilidades que señala el “Código”: Los padres “en primer lugar”, así como “también el párroco”. Los primeros responsables de la educación cristiana de los niños no son los párrocos, son sus padres. La Parroquia cumple un papel importante, pero subsidiario.

¿Dónde debe estar centrada nuestra atención? En el acontecimiento que esos niños van a vivir: recibir, por vez primera, a Cristo en la Comunión. Todo lo demás es secundario, muy secundario.

28 noviembre, 2017
4 Facebook Twitter Google + Pinterest

El domingo 26 de noviembre con motivo de la solemnidad de Cristo rey celebramos en el catecismo la tradicional fiesta del Magosto. Se trató de una jornada festiva y muy abierta; invitamos a participar a todos a los niños acompañados de sus padres para confraternizar entre ellos y con sus catequistas.

El año litúrgico comienza con el Adviento, cuatro semanas en las que nos preparamos para el nacimiento del Salvador, y culmina proclamándole Rey del Universo.

Esta actividad marca el final del año de la Iglesia y que menos que con una fiesta en la que compartimos misa y mesa. Tras la castañada, la parroquia se vuelca ya con los preparativos de los actos que celebrará de cara a las próximas fechas navideñas.

27 noviembre, 2017
3 Facebook Twitter Google + Pinterest
  • Falleció Manuel García Calviño, expárroco de Santa Eulalia de Liáns

En la tarde del domingo 12 de noviembre, don Manuel García Calviño, párroco in solidum de Santa Eulalia de Liáns, fue llamado a la Casa del Padre. Le había sido encomendada esa parroquia de Oleiros -provisionalmente, como le gustaba recordar- 64 años atrás, y ya no conocería otro destino.

Alumno y uno de los discípulos predilectos de don Baltasar Pardal en la Grande Obra de Atocha de A Coruña, continuaría sus estudios primero en el noviciado de los jesuitas de Carrión de los Condes, en Palencia, y después en Segovia. Ordenado sacerdote en el año 1953, ejerció su ministerio con atención especial a las personas más necesitadas.

Fundó el Colegio Internado de Formación Profesional Santiago Apóstol, labor social y asistencial que llegaría a acoger a más de 500 alumnos procedentes de familias con escasos recursos, y en el que muchos jóvenes aprenderían su primer oficio.

Trabajador incansable, don Manuel edificaría en 1971 la iglesia nueva de Santa Cruz, una guardería, talleres para formación, siempre preocupado por la promoción humana y social.

Su fallecimiento esta semana llenó de un inmenso dolor a la población oleirense, donde (aunque ausente por su enfermedad en los últimos años) había calado muy hondo con el ejemplo de sus obras. Descanse en paz.

Fuente: José C. Alonso | La Voz de Galicia

 

15 noviembre, 2017
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

«Y estaremos siempre con el Señor»(Ts 4,17). No necesitamos otro consuelo, ni nos es precisa a los creyentes otra razón para vivir con esperanza y para morir con sosiego que esta afirmación del Apóstol. Y a la luz de esta certeza, será más fácil encontrar la razón de ser de nuestra esperanza en el ir tejiendo día a día el tapiz de nuestra existencia con los hilos de la realidad del dolor y de la alegría, de los desencantos y de los logros, del ánimo y de la decepción, del amor y del olvido. Estar siempre con el Señor: permanecer amorosamente sin la prisa inquieta de quien se siente incómodo, saborear la fidelidad de Dios sin intermitencias y sin el riesgo de ofuscarnos por el engañoso atractivo del mal y del pecado, viendo la gloria del Señor Jesús que venció definitivamente la muerte con la resurrección. El Evangelio nos llama a estar vigilantes porque no sabemos ni el día ni la hora. Esto no es para vivir angustiados sino para proveernos del aceite de la nuestras obras de caridad a fin de que nuestra lámpara luzca mientras esperamos al Señor en su venida definitiva.

El Señor transformó el aliento mortal de Don Manuel, para hacerle participar de la vida que no tiene término, donde veremos a Dios tal como es, cara a cara. Las muertes, las de las personas amadas, van despoblando nuestro mundo privado, nos van rodeando de soledad. Este es el sentir de nuestra Iglesia diocesana a cuya edificación espiritual contribuyó con el don de su propia vida nuestro hermano sacerdote.

Fue una persona de honda sabiduría, de afectos silenciosos, de eficaces realizaciones, un benefactor de la Iglesia diocesana. Ha sido una referencia clara en su ministerio sacerdotal. Su actitud de fe le llevó siempre a estar a la escucha de la verdad: «Santifícalos con la verdad. Tu palabra es la verdad» (Jn 17,17).

Con raíces profundas cristianas, se expropió de sí mismo para presentar la actualidad del Evangelio. Vivió el gozo de ser sacerdote con una espiritualidad forjada en sintonía amorosa con el Buen Pastor, animando fecundas actividades apostólicas desde la fe. Su preocupación pastoral deja constancia de su celo espiritual y de su fidelidad, haciendo del ministerio sacerdotal un servicio de amor con mucha paciencia y doctrina, buscando no la propia voluntad sino el cumplimiento de la voluntad de Aquel que le había llamado al ministerio sacerdotal, siempre con el equilibrio y la serenidad de ánimo que se necesitan para no cegarse por resplandores repentinos y obscuridades inesperadas. Muchas personas encontraron en Don Manuel al consejero prudente y al guía seguro en quien se podía hallar orientación precisa. La caridad pastoral fue el criterio de discernimiento y el impulso de su constancia en el hacer el bien. Sintió con la Iglesia y vivió para la Iglesia.

​Ante la muerte serenan nuestro espíritu las palabras del Libro de la Sabiduría: “Los que en él confían entenderán la verdad y los que son fieles permanecerán junto a él en el amor, porque la gracia y la misericordia son para sus santos y su visita para los elegidos” (Sab 3,9). Vivimos en la certeza de la Palabra de Dios que nos dice: «Esta es la voluntad del que me ha enviado, que no pierda nada de lo que me ha entregado, sino que lo resucite en el último día» (Jn 6,39). Toda nuestra obra en esta vida consiste en curar los ojos del corazón para que puedan ver a Dios, pudiendo decir con el salmista: «Oh Dios, tu eres mi Dios, por ti madrugo. Mi alma está sedienta de ti» (Ps 42,3). Contemplar a Dios vivifica al hombre.

La resurrección de Jesús manifiesta la misericordia con que Dios acredita nuestra frágil existencia. En esta eucaristía damos gracias a Dios por haber dado a la Iglesia este fiel servidor suyo. Para Don Manuel, que ve ya todas las cosas desde Dios, y envuelve en razones de ternura todas las cruces de la vida nuestro agradecimiento se hace plegaria humilde y sencilla, pidiendo el gozo que Cristo prometió a los pastores buenos y fieles. En la certeza de que Cristo se ofrece por nuestra salvación, la Iglesia nos llama a encomendarle a la misericordia de Dios para que las fragilidades propias de nuestro peregrinar en este mundo no le hayan impedido sentarse ya en la mesa del Reino.

​Dale Señor tu descanso y a nosotros mantennos en la esperanza. Doy gracias a todos los que le acompañasteis con el afecto y la gratitud en su vida y hoy habéis querido testimoniarle vuestra última amistad. Confiados en la mediación materna de María, en comunión de oración con toda la Iglesia visible, lo entregamos hoy al Padre celestial, justo y misericordioso, mientras su recuerdo permanece vivo y constante en nuestro espíritu y en la Iglesia diocesana. Amén.

 

14 noviembre, 2017
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

En la tarde de ayer cumplíamos con el cristiano deber de dar sepultura a nuestro párroco D. Manuel García Calviño, sacerdote que durante sesenta y cuatro años estuvo al frente de nuestra comunidad parroquial de Santa Eulalia de lians.

El funeral por su eterno descanso estuvo presidido por el Sr. Arzobispo D. Julián Barrio acompañado por una treintena sacerdotes que acudieron para rendirle un sentido homenaje. El féretro entro en la Iglesia nueva de Santa Cruz portado por sus familiares. Sobre él se pusieron las vestiduras sagradas con las que el sacerdote se reviste de Cristo para celebrar la Eucaristía y la Palabra De Dios. La Coral Lembranzas – como siempre hace- no dudó en unirse a la celebración con sus cantos.

En su homilía don Julián destacó la generosidad de su entrega a Dios y a los hermanos, poniendo en relieve la inmensa acción social y caritativa que caracterizó la labor pastoral de nuestro párroco. Haciendo un repaso por su vida y obra, más que un panegírico quiso resaltar la gran Misericordia que el Señor tuvo con él, haciéndolo instrumento suyo y pidiendo a Dios que admitiese a su siervo fiel en el Banquete de su Reino.

Al término del funeral, seis sacerdotes portaron el ataúd con sus restos mortales para su traslado al cementerio parroquial de Santa Eulalia de Liáns donde, entre muestras de dolor y acompañado por familiares, sacerdotes y fieles que acudieron para despedirlo, descansa en Paz.

14 noviembre, 2017
1 Facebook Twitter Google + Pinterest
Exposición

Al haber coincidido el primer jueves de este mes de noviembre con el día de la conmemoración de todos los fieles difuntos hemos trasladado la Exposición del Santísimo a esta semana.

Después de la celebración de la santa misa quedará expuesto el Señor en su custodia para que aquellos qué quieren entregar un poco de su tiempo a la contemplación puedan encomendar tantas y tantas necesidades personales, familiares, parroquiales, eclesiales, etc…

Decía un santo sacerdote elevados los altares este mismo siglo que “las crisis de ahora son crisis de santos”. Debemos ser conscientes de que “los que rezamos somos pocos y rezamos poco”. la oración es una necesidad imperiosa de las almas para su crecimiento interior. Actitud de diálogo y Escucha frecuente a un Dios que nos habla en nuestro corazón exige detenernos y para car afanes y tareas para el
Eñencuentro con El. Para ello nada mejor que hacerlo ante el mismo Dios que con su cuerpo y su sangre, su alma y su divinidad nos preside en la eucaristía.

Nunca está demás aparcar la vorágine de la actividad diaria para serenarnos y presentarnos con un corazón contrito y humillado ante aquel que nos ama y se entregó a la muerte por nosotros. Invitamos a todos a participar en esta actividad que se repite cada primer jueves de mes con un corazón abierto incluyendo en nuestras oraciones no solo nuestros intereses sino pidiendo por aquellos que necesitan de nuestra nación

13 noviembre, 2017
1 Facebook Twitter Google + Pinterest
Fallecimiento de don Manuel Garcia Calviño
Fallecimiento de don Manuel Garcia Calviño
Fallecimiento de don Manuel Garcia Calviño
Fallecimiento de don Manuel Garcia Calviño

Queridos feligreses:

Con tristeza tengo que comunicaros que esta tarde nuestro párroco don Manuel Garcia
Calviño partía hacia la casa del Padre.

El lunes 13 a las 16:30 nos reuniremos para celebrar una Eucaristía presidida por el Sr. Arzobispo D. Julián Barrio para pedir por nuestro hermano D. Manuel, presbítero, para que Dios lo resucite en Cristo y le conceda la visión beatífica, que tanto anheló mientras vivía entre nosotros. Dios quiso elegirlo para ejercer el sacerdocio ministerial y ser representación sacramental de Cristo (cf. Pastores dabo vobis, 13), sumo y eterno sacerdote (cf. Hb 3, 1; 5, 5; 6, 20). En sus palabras y en su actitud se podía apreciar la alegría de vivir el sacerdocio al servicio de la Iglesia. De ello damos gracias a Dios hoy.

Aunque llevaba nueve años ausente de la parroquia por motivos de salud,siempre la ha llevado en su corazón y su preocupación ha sido constante. Su desvelo durante más de sesenta años al frente de nuestra feligresía da muestra de ello.

Invito a todos los feligreses a que se unan a nuestro recuerdo y oracion confiando que ya esté gozando para siempre de aquello que creyó y esperó.

 

12 noviembre, 2017
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

Rezo Nueva York se ha convertido en un momento propicio para la reflexión y puesta en común de sentimientos preocupaciones preguntas aclaraciones sobre distintos aspectos de la fe católica.

Este curso no disponemos a desarrollar con el primero de sus artículos de Fe: Creo en un solo Dios. Durante la charla Hemos realizado un recorrido sobre la creencia en Dios a lo largo de la historia de la humanidad, desde la prehistoria hasta nuestros días y en las distintas religiones. La búsqueda del ser humano de algo o alguien que de sentido definitivo a su vida le ha llevado a abrirse a Dios. Hemos realizado una comparativa entre muchas de ellas, en la medida que – en esencia- todas las religiones tratan de acercar al hombre a Dios, sabiendo que la plenitud de la revelación se da en nuestra religión católica

12 noviembre, 2017
1 Facebook Twitter Google + Pinterest
Entradas más actuales