Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

8 octubre, 2019

¡Muy buen comienzo de curso pastoral a todos los miembros de nuestra parroquia!

Con la celebración de la Santa misa de las familias de este domingo retomamos las actividades parroquiales. Un templo abarrotado de fieles acogía a los niños a una celebración en la que los niños desbordaban entusiasmo.

Los catequistas recibieron a los niños a la puerta de la Iglesia para darles la primera “lección” del curso: les acompañaron a la capilla del Santísimo para saludar al “dueño de la casa” recordándoles que era lo primero que habrían de hacer cuando viniesen al templo.

El coro parroquial, uniformado para la ocasión, solemnizo con sus cantos la Santa Misa en la que “se presentó en sociedad” a Agustin, la nueva vocación de nuestra comunidad. El sacerdote agradeció a los padres su confianza al venir con sus hijos al Catecismo al tiempo que les recordaba que ellos eran los primeros responsables de la formación cristiana de sus hijos.

La misa supuso el pistoletazo de salida para todas las actividades que a lo largo del mes de octubre se pondrán en marcha. Ya están calentando motores todos los grupos y actividades y entre todos queremos desearnos un curso feliz y fecundo. Y queremos hacerlo del mejor modo: celebrando la vida que compartimos y poniendo delante del Señor nuestro sueños y proyectos participando todos en la misa dominical

Para ello, os convocamos todos a uniros a alguna de las múltiples y variadas actividades
programadas para este curso- Catecismo, Coro, Caritas, Catequesis de adultos,
Jóvenes, Grupo Ecuménico, etc… – pensadas para todas las edades.

Pero la oferta no es solo de carácter “religioso”, pues también en la parroquia habrá clases de pintura, Chi Kung, clases de Bolillo y muchas más.

Desde ya, os damos las gracias por todo lo que cada uno entregamos de nosotros mismos a la vida parroquial y os invitamos a participar en ella con esperanza y entusiasmo, siguiendo al Señor Jesús que, un año más, nos llama a estar con Él y nos envía a evangelizar.

¡Os esperamos!

8 octubre, 2019
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

En cierta ocasión D Gerardo, obispo de Ciudad Real, hacía una reflexión sobre el Rosario y la oración en familia que resultó ser muy clarificadora para entender porque hoy las familias ya no rezan el rosario como antes.

Todo el mes de octubre está dedicado a María en su advocación de nuestra Señora del Rosario, cuya fiesta celebraremos el lunes día 7. Hablar del mes de octubre como el «mes del rosario», era algo que -hasta hace no mucho tiempo- entendía todo cristiano y no extrañaba a na­die, porque la práctica del rezo del rosario era una experiencia que se vivía en muchas, por no decir en la mayoría de las familias cristianas.

Hoy, si las familias cristianas tu­vieran que explicar a otras que no lo son en qué consiste dicha práctica, seguro que encontrarían serias difi­cultades para hacerlo, por no decir, que no lo lograrían; porque ya se desconoce, porque ya en las fami­lias cristianas tampoco se practica el rezo del rosario.

La familia no lo reza, no porque esta práctica haya dejado de tener validez, sino porque ya no se reza: ni el rosario ni otro tipo de oraciones en familia. Nuestras familias ya no rezan juntas. Es más, cuando la madre o la abuela rezan, lo hacen cuando están solas, cuidando que no esté el resto de la familia delante para no molestar.

El rosario, como lo fue siempre, sigue siendo una oración válida y valiosa, y los que solemos rezarlo lo sabemos, pero para poder entender y descubrir su sentido, antes debe­mos recuperar el valor de la oración en familia, descubrir lo valiosa que es como experiencia para los hijos.

El paso del tiempo, las costumbres modernas, y la innovación de formas de oración, no pueden dejar a un lado el rezo de Santa Rosario. De hecho, los Santos Padres y los Santos han tenido una profunda devoción a este sacramental, nosotros como católicos y como amantes de la Reina del Cielo hemos de ser fervientes devotos del Rosario.

Es digno de recordar que la familia que reza unida permanece unida, que la recitación piadosa y consciente del Santo Rosario nos traiga la paz al alma y nos una más estrechamente a María para vivir auténticamente nuestro cristianismo.

Invitamos a todos a retomar esa Hermosa devoción tan recomendada por la Iglesia a lo largo de los siglos y que sin duda nos ayudará a crecer en la Fe y en amor a Nuestra Madre y a su Hijo Jesucristo.

8 octubre, 2019
1 Facebook Twitter Google + Pinterest