Inicio Archivos mensuales
Archivos mensuales

agosto 2019

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, presidirá este domingo día 1 de septiembre la eucaristía con la que se conmemorará el 150 aniversario de la construcción de la iglesia de Dorneda. En este acto, además, un parroquiano recibirá simultáneamente el bautismo, eucaristía, y confirmación y la semana próxima se casará. La primera referencia a esta parroquia es 1612 pero hasta 1869 no se edificó l a iglesia. Con motivo de este aniversario, la parroquia lleva dos años mejorando la iglesia: las vidrieras, manteles, paños y encajes y el retablo, han sido realizados de forma artesanal por feligreses, según confirmó el cura párroco, José Carlos Alonso. Se compró un órgano, nuevos vasos y casullas, entre otros.

Fuente: La Opinión de A Coruña

31 agosto, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Lectura del santo evangelio según san Mateo 25, 14-30

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: «Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno, hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.

Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: “Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco”. Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor”. Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: “Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos”. Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor”.

Finalmente se acercó el que había recibido un talento y dijo: “Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo.” El señor le respondió: “Eres un empleado negligente y holgazán; ¿con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque el que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas, allí será el llanto y el rechinar de dientes”.
Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

Meditación
La Parábola de los Talentos que presenta el evangelio de hoy, nos habla de los dones y cualidades que el Señor confía a cada uno y cómo no todos responden de la misma manera.
Según la capacidad de cada uno, el dueño confía los talentos a sus empleados; distribuye sus bienes dándoles cinco, dos o un talento porque confía en sus capacidades individuales y a cada quien le da lo que puede hacer producir; sin embargo la manera de actuar de cada empleado manifiesta la respuesta a la tarea encomendada. Los dos primeros trabajan y hacen duplicar los talentos. Pero el de un solo talento, se encierra en sí mismo, en temores y lo esconde.

Al regreso del dueño, la rendición de cuentas de los empleados permite que se manifieste tanto el acto de confianza en sí mismos como la imagen que tenían del dueño; es decir, el acto de fe en las capacidades que el Señor nos ha confiado y la imagen de Dios que nos hemos formado. Por lo tanto, es importante detenernos en estos dos aspectos.

El Señor no nos ha creado por cuestiones de suerte o casualidad. La Palabra nos dice: “Yo el Señor que te creé te digo: no tengas miedo que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre…dado que eres precioso a mis ojos, eres estimado, y yo te amo” (Isaías 43, 1.4). El Señor no ha improvisado con nosotros, no sólo nos ha creado sino que también nos ha confiado un sinnúmero de virtudes, capacidades, habilidades y talentos. No nos ha creado vacíos ni en serie; a cada uno nos ha confiado “de acuerdo a la capacidad”. Sin embargo, nos puede pasar lo del empleado de un solo talento (que no era poco), encerrarnos, confundirnos, faltar al amor propio dudando de los talentos que se nos han confiado; entonces la vida se hace pesada porque se deja que el corazón sea conquistado por la envidia, la comparación o el desprecio de lo que se es sin conocer todo lo que se ha recibido. Todos los talentos deben ser desarrollados, no se pueden enterrar. Hay que levantarnos, no dejar que la vida se pase sin hacer nada; somos un completo universo creado por amor y confiado por amor.

También la reacción de los empleados manifiesta las ideas erradas que se pueden hacer de Dios. Jesús critica esa imagen severa y edificada sobre el miedo cuya única salida es esconderse en el cumplimiento de unas normas para no ser castigados; esta imagen errada de Dios en realidad aísla la persona del Señor, de los otros y solo pide encerrarse en sí mismo. En conclusión, una actitud así corrompe la experiencia de comunidad, acaba la alegría y empobrece la vida.

Al leer esta parábola nos sentimos comprometidos a ponernos en una actitud clara de compromiso con la vida. Cuántas realidades pueden cambiar cuando nos relacionamos con Dios de una forma correcta y trabajamos por hacer fructificar los talentos no para buscar un bienestar egoísta sino para hacer crecer a los otros. Hacer crecer los valores que aprendemos del evangelio: el servicio, la fraternidad, la reconciliación y la unidad. Como dice un autor “aquel que no corre riesgos, pierde el Reino”.

31 agosto, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Una manera de explicar la importancia del cuidado de los océanos es usar un par de ejemplos sencillos pero impactantes: una persona de cada dos vive gracias a ellos. Y de cada dos respiraciónes que hacemos una es gracias a los océanos. Cuidémoslos. Su muerte es la muerte de todo lo que está vivo en la tierra, incluyéndonos a nosotros. “Los océanos contienen la mayor parte del agua del planeta y también la mayor variedad de seres vivientes, muchos de ellos amenazados por diversas causas. La Creación es un proyecto del amor de Dios hacia toda la humanidad. Nuestra solidaridad con la “casa común” nace de nuestra fe. Recemos este mes para que los políticos, los científicos, los economistas trabajen juntos por la protección de los mares y de los océanos.” El Video del Papa difunde cada mes las intenciones de oración del Santo Padre por los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia. Por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) https://www.popesprayer.va/es/ Si quieres ver más videos sobre las intenciones del Papa los encontrarás en http://www.elvideodelpapa.org/ Con la colaboración de Vatican Media: http://www.vaticannews.va/es.html/ Codirigido por Yann Arthus-Bertrand y Michael Pitiot.

 

31 agosto, 2019
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

El próximo lunes 2 de septiembre a las 8 a.m. arranca la nueva temporada de RadioVoz con el programa estrella de la cadena: Voces de A Coruña.

Un año más – y ya van diez- uno de los colaboradores del programa será nuestro párroco, que en esta temporada estrena sección: El púlpito del Padre Alonso. Se trata de una atalaya donde abordar los temas de actualidad socio-religiosa de La Coruña y su comarca

¿Es más fácil que la gente preste atención desde la radio que desde el púlpito de la iglesia? Son dos registros diferentes. La gente escucha nuestro mensaje pero no siempre en los dos sitios.

“Con frecuencia, con ocasión de celebrar misas la Misa, bautismos u otras ceremonias – apunta el D. José Carlos – se acercan personas que me dicen que llevan años escuchándome en la radio o en la televisión y aunque no frecuentan la Iglesia reciben sus mensajes en las diferentes intervenciones”.

“Otras veces es al revés: se usan elementos de la televisión o de profesor para llamar su atención sobre un determinado mensaje que se quiere trasmitir. Cuando se haces un programa  -continúa- o cuando se celebra una eucaristía, la pretensión es que la gente reciba una enseñanza de Jesús y le aportemos algo a su proyecto de vida”.

El Instrumentum Laboris de La nueva Evangelización para la transmisión de la Fe Cristiana nos recuerda que el mundo de las comunicaciones electrónicas, es necesario que los cristianos convencidos sean formados, preparados y capacitados para transmitir fielmente el contenido de la fe y la moral cristiana. Deben tener la capacidad de hacer un buen uso de las lenguas y las herramientas actuales que están disponibles para la comunicación en la aldea global… La educación para el uso racional y constructivo de los medios de comunicación social, es una herramienta importante para la nueva evangelización” (cfr. Prop. No. 18).

29 agosto, 2019
3 Facebook Twitter Google + Pinterest

Lectura del santo evangelio según san Mateo 23,27-32
En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que os parecéis a los sepulcros encalados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis justos, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y crímenes. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y ornamentáis los mausoleos de los justos, diciendo: «Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas»! Con esto atestiguáis en contra vuestra, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!»

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

Meditación
El evangelio de hoy presenta dos “ay” que Jesús pronuncia contra los escribas y fariseos de su tiempo; con las imágenes del sepulcro blanqueado y de los mausoleos de los justos, pone de manifiesto el error al separar la palabra de la vida, lo exterior de lo interior. El camino no es aparecer como una persona correcta sino serlo desde dentro.

Nos sorprenden las palabras de confrontación tan fuertes que presenta el evangelista Mateo. Lo que viene criticado no es el celo por cumplir la Ley o por estudiarla, sino las deformaciones que se hacían de ella. El camino espiritual auténtico armoniza de forma coherente la palabra, el pensamiento y la conducta.

El evangelio de hoy nos ayuda a confrontar nuestro ser de cristianos para evitar, en primer lugar, ser un cristiano de nombre cuyos criterios y acciones son mundanos. También para no convertir nuestra práctica religiosa en un cumplimiento de normas pero sin comprometer la vida con la causa del evangelio. Este evangelio se hace oportunidad para pedirle al Señor la gracia de su fuerza y sabiduría para llevar una vida coherente que lucha contra la corrupción del corazón.

Dice el Papa Francisco. “La doble vida de un cristiano hace tanto mal, tanto mal…Quien conduce una doble vida es un corrupto…Y un cristiano que se vanagloria de ser cristiano, pero que no hace vida de cristiano, es un corrupto porque no vive en el espíritu del Evangelio, sino en el espíritu de la mundanidad. Pidamos hoy la gracia al Espíritu Santo que nos ahuyente de todo engaño, pidamos la gracia de reconocernos pecadores: somos pecadores. Pecadores, sí. Corruptos, no”.

La liturgia de la Iglesia nos presenta el testimonio de un gran hombre que vivió toda una experiencia de conversión y santidad. Agustín de Hipona nació en Tagaste, en el África romana, hijo de Patricio, funcionario pagano y de Mónica, una cristiana abnegada. Fue un hombre que, como señalaba el Papa Francisco, “comete errores, toma también caminos equivocados, peca, es un pecador; pero no pierde la inquietud de la búsqueda espiritual. Y de este modo descubre que Dios le esperaba; más aún, que jamás había dejado de buscarle Él primero”. Así lo manifiesta en una de sus obras más famosas las “Confesiones”: ¡Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! y tú estabas dentro de mí y yo afuera, y así por de fuera te buscaba; y, deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas que tú creaste. Tú estabas conmigo, pero yo no estaba contigo. Reteníanme lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no existirían. Me llamaste y clamaste, y quebraste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y curaste mi ceguera; exhalaste tu perfume, y lo aspiré, y ahora te anhelo; gusté de ti, y ahora siento hambre y sed de ti; me tocaste, y deseo con ansia la paz que procede de ti”.

28 agosto, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

El domingo 1 de septiembre a las 12:00 hh. D. Julián Barrio Barrio presidirá la eucaristía con la que se conmemorará el 150 aniversario de la construcción del actual templo.

Animamos a todos los feligreses y fieles de parroquias vecinas a asistir a la celebración para, junto a nuestro Pastor, dar gracias al Dios que, bajo el Patrocinio de San Martín de Tours, sustenta a esta porción del Pueblo de Dios que peregrina en Dorneda

La razón de ser de una “iglesia parroquial” es reunir, como una sola familia, a los fieles de un territorio o una vecindad, sin distinción de origen, status social o edad. Los hijos de Dios, por ser diferentes, fácilmente se podrían dispersar, pero la parroquia los reúne constituyendo una comunidad cristiana en la que todos somos hijos de un mismo Dios y Padre y, en consecuencia, hermanos los unos de los otros. El edificio de la iglesia, con su arquitectura singular, es un signo visible de que en ese lugar hay una comunidad cristiana.

Pero la iglesia no es simplemente una hermosa construcción sino que está formada por piedras vivas. Cada uno de nosotros es una piedra que da forma a un cuerpo vivo cuya cabeza es Cristo. El apóstol Pablo dice a los cristianos de Éfeso: “Vosotros estais edificados sobre los apóstoles y los profetas, que son los cimientos, mientras que la piedra angular es el mismo Jesucristo. En Él, todo el edificio, bien trabado, va creciendo para constituir un templo santo en el Señor. En Él, también vosotros sois incorporados al edificio, para llegar a ser una morada de Dios en el Espíritu”. (Ef. 2,20-22).

“¡Esto es algo hermoso! Somos las piedras vivas de Dios, profundamente unidos a Cristo, quien es la roca de apoyo, y también un apoyo entre nosotros. ¿Qué quiere decir esto? Esto significa que el templo somos nosotros, somos la Iglesia viva, el templo vivo, y cuando estamos juntos, entre nosotros está también el Espíritu Santo, que nos ayuda a crecer como Iglesia. No estamos aislados, sino que somos el pueblo de Dios: ¡esta es la Iglesia!” nos dice el Papa Francisco.

Como signo de esto, durante la celebración, un miembro de nuestra comunidad recibirá en esta ceremonia los sacramentos de Iniciación Cristiana: Bautismo, Confirmación y Eucaristía y la semana que viene contraerá Matrimonio Canónico.

La parroquia es “cosa de todos”, porque la formamos todos y la vamos haciendo entre todos en la medida que vivimos una auténtica vida cristiana. Esa vida cristiana que se aprende y fortalece participando en la vida parroquial y que practicamos en la vida familiar, en el trabajo y en las relaciones sociales. En la medida que los fieles participan en la vida de la comunidad, se podrá hablar de una parroquia grande o pequeña. ¡Os esperamos!

Lugar: Parroquia de San Martín de Dorneda
Día: 1 de Septiembre
Hora: 12:00

28 agosto, 2019
2 Facebook Twitter Google + Pinterest

Como hemos recordado en diferentes ocasiones a lo largo del curso este año se cumple el 150 Aniversario de la construcción del templo de San Martín de Dorneda. El Sr. Arzobispo de Santiago D. Julián Barrio nos visitará el próximo domingo y presidirá la Eucaristía

Con motivo de tal redonda aniversario- y a lo largo de los dos últimos años- la parroquia ha emprendido la tarea de restaurar y poner en valor del templo, ardua misión si tenemos en cuenta los escasos medios con que contamos.

Pero nada como poner blanco sobre negro para entender como poco a poco, lo hemos ido transformando y adquiriendo nuevos ornamentos, vasos sagrado y todo aquello relacionado con el culto. Por eso hemos elaborado una sencilla revista que muestra alguno de esos cambios y que además de “en papel” presentamos ahora en formato digital.

 

 

26 agosto, 2019
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

Celebramos hoy en nuestra parroquia de Santa Eulalia de Liáns la fiesta del Corpus Christi. Es una de esas fiestas que el calendario cristiano ha puesto en letras rojas y que el Pueblo de Dios celebra con especial cariño y devoción.

Sesenta días después del Domingo de Resurrección llega el Corpus Christi, una fiesta que nació como exaltación del sacramento de la Eucaristía y que cada primavera llena vde luz y color las calles de nuestra parroquia. Y es que, como reza el refrán, “Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión.
Pero Galicia- como en tantas cosas- tiene un calendario singular y cada parroquia ha traslado la fecha a una diferente unificando el
Culto al Patrón, a la Santísima Virgen H a la Eucaristía

Así, como cada año, el penúltimo fin de semana del mes de agosto, nuestra parroquia celebra sus fiestas. Si ayer nos congregábamos en torno a la Virgen del Carmen hoy nuestra fe se centra de modo especial en Jesucristo Eucaristía, «Cuerpo entregado y sangre derramada», memoria perenne del inmenso amor de Dios por nosotros; y tenemos la alegría no solo de celebrar este Misterio sino también de alabarlo, adorarlo y cantarlo por las calles de nuestra ciudad.

El día de Corpus Christi tiene como centro al Santísimo Sacramento el cual, cuidadosamente resguardado en una custodia, es conducido por las calles de las ciudades mientras una ferviente escolta de fieles le acompaña en solemne procesión que seguirá a la Santa Misa. Así, en nuestra parroquia, este año en la procesión usaremos por primera vez la Custodia que nos obsequiaron recientemente.

Pero en nuestro pueblo hay una peculiaridad que hace que esta fiesta sea conocida también por la del Fiesta del Ramo. El pueblo ofrece a Jesús Sacramentado el “Ramo”, como expresión de agradecimiento por los frutos recibidos reminiscencia de las primicias del campo que antaño se presentaban. Este sale de la casa de los ofernentes acompañado por un gran número de vecinos, la agrupación folclórica Santa Baia y los gaiteros hasta el templo donde es presentado. La tradición de nuestro pueblo indica que al término de la misa es recogido y repartido por los oferentes del próximo año.

Lugar: Santa Eulalia de Liáns
Día: 25 de agosto
Hora: 13:15

25 agosto, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Fiesta del Apóstol San Bartolomé

Lectura del santo evangelio según san Juan 1,45-51
En aquel tiempo, Felipe encuentra a Natanael y le dice: «Aquel de quien escribieron Moisés en la Ley y los profetas, lo hemos encontrado: Jesús, hijo de José, de Nazaret.» Natanael le replicó: «¿De Nazaret puede salir algo bueno?» Felipe le contestó: «Ven y verás.» Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: «Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.» Natanael le contesta: «¿De qué me conoces?» Jesús le responde: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.»

Natanael respondió: «Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.» Jesús le contestó: « ¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has ver cosas mayores.» Y le añadió: «Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.»

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús

Meditación

Celebramos hoy la fiesta del Apóstol San Bartolomé de quien nos habla el evangelio que acabamos de leer. Podemos ver cómo el texto muestra la dinámica de la vocación que no puede quedarse en una experiencia intimista sino que al encontrar al Señor y experimentar su bondad, brota el deseo de compartir, testimoniar y llevar a otros a vivir aquella experiencia transformante y siempre nueva.

El Señor encontró a Felipe y lo llamó: ¡Sígueme! La experiencia del llamado de este apóstol fue tan significativa que no dudó en compartirla con Natanael; antes de hallar al Mesías, él había sido hallado; Jesús lo había llamado por su nombre y lo elegía para que fuera tras Él. Una realidad que lo sorprendía, que colmaba el anhelo del corazón, que hacía brotar el gozo de aquella realidad esperada y anunciada por la Ley y los profetas. Sí, era real y se concretaba en la persona de Jesús, el hijo de José de Nazaret.

Es así como Felipe comparte a Natanael el testimonio de lo que está viviendo. Está convencido que algo nuevo está pasando. Y aunque la primera reacción de Natanael es de cuestionamiento, Felipe lo invita: “Ven y verás”. No le impone ni le obliga, porque la fe verdadera no brota por la fuerza del proselitismo sino por el amor de Aquél que nos conoce, nos llama y nos ama. Felipe lo invita a tener una experiencia de fe personal que confirma el testimonio que está recibiendo. Ya no es una fe de oídas sino confirmada por el encuentro personal con el Señor que da el sentido pleno a la existencia.

Natanael va al Señor para constatar lo que Felipe le ha dicho, y es el Señor el que sale a su encuentro; ya le conocía: “Ahí viene un verdadero israelita, sin falsedad!». El encuentro con Jesús le hace reconocer que esperaba al Mesías según criterios de la enseñanza oficial de la época, y que ahora percibe el proyecto de Dios, cambia de idea y acepta al Señor confesando:
«¡Maestro, tu eres el hijo de Dios, tú eres el rey de Israel!»

Al encontrarnos con el relato de la vocación del Apóstol Bartolomé (Natanael), no sólo nos alegramos porque la Iglesia está edificada sobre la roca de los apóstoles, sino que también descubrimos que el llamado del Señor sigue aconteciendo en la realidad personal de cada uno de nosotros. Es Él quien sale a nuestro encuentro, nos conoce y nos invita a vivir una experiencia personal de su misericordia que transforme y dé sentido a la vida.

La Iglesia es como Felipe que nos dice continuamente: “ven y verás”; ven a la Eucaristía y verás el milagro continuo de la presencia del Señor que se nos da como alimento; ven a la Confesión y verás la alegría del Perdón y la misericordia; ven y verás al Señor que nos invita a caminar en comunidad; ven y verás la presencia del Señor en los hermanos. Pero “Ven” no te quedes al margen porque la fe se vivífica, se fortalece y se colma con la experiencia de cercanía personal y constante con el Señor en comunidad.

24 agosto, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Entradas más actuales