Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

4 abril, 2019

Tenemos muy cerca la confirmación de jóvenes y adultos. Será el próximo domingo 28 de abril.

Vivir como creyentes no se improvisa ni resulta fácil. Más aún: requiere mucho equilibrio y concentración, porque la senda de la fe se extiende incluso hasta el horizonte de la heroicidad.

Por la fe, muchas personas que conocemos trabajan con mayor esmero su personalidad y se comprometen con servicios valientes y hasta arriesgados. Por la fe, muchos valoran las luces del Espíritu y se dejan conducir por Dios.
Nosotros mismos somos conscientes de las ventajas que aporta la fe y la experimentamos con gozo, aunque también nos complique la vida.

La celebración que vamos a tener en la parroquia nos ofrece la oportunidad de considerar rasgos y acentos importantes de la fe cristiana:

•  La fe siempre es un don. Dios lo ofrece con generosidad desbordante. Es también una motivación poderosa para dar sentido a la vida: ¿Te ilumina? ¿Cómo te ilumina?
•  La fe se demuestra en la manera de ser y, muy significativamente, en la manera de actuar. La fe sin obras está vacía, muerta, no influye… ¿Cómo muestras tu fe?
•  ¿La fe cuidada y perseverante de muchos cristianos que conoces te dice algo? ¿Qué te dicen los santos, los cristianos testigos de la fe? ¿Intentas parecerte a ellos?
•  La fe siempre provoca compromisos. ¿Te los pide personalmente? ¿Los llevas a la práctica o los dejas aparcados? ¿Por qué?
•  A los creyentes también les asaltan las dudas, pero las disciernen y las oran. Tú, qué haces con las dudas?

Es evidente que la fe ayuda mucho en el recorrido de la vida. Muchos lo aseguramos por experiencia…

4 abril, 2019
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

Hoy, 4 de abril, aniversario del fallecimiento de Francisco Marto, uno de los pastorcitos videntes de Fátima, miles de personas en todo el mundo se unirán para rezar el Rosario por la paz a través de la iniciativa “Mater Fátima: De Fátima para el mundo”.

Este Rosario conmemora “el centenario de la partida al Cielo de Santa Jacinta y San Francisco Marto, uniéndonos en oración con María” pidiendo por La Paz mundial

Participar en este Rosario mundial es sencillo, puedes acudir a algunas de las parroquias y santuarios que en 50 países se han unido a esta iniciativa, pero también se puede seguir a través de la radio, la televisión y de las redes sociales.

Como está previsto en todas las parroquias del mundo que se unen, en nuestra parroquia rezaremos el Rosario y tendremos un tiempo de adoración ante el
Santísimo a las 19:30 hh.

¿Cuáles son las intenciones del rosario?
1. Por la paz en el mundo, por el Santo Padre y por el fin del aborto.
2. En reparación a los corazones de Jesús y María.
3. Para interceder por las almas del purgatorio.
4. Para pedir que los errores de Rusia no se propaguen por el mundo.
5. Por la conversión de los pecadores.
¿Por qué rezar juntos un rosario por la paz?
Para compartir y divulgar el mensaje de conversión, paz y salvación, entregado por Nuestra Señora de Fátima a los pastorcitos Francisco, Jacinta y Lucía. Nuestra Madre nos ofrece este mensaje como gracia y misericordia.

4 abril, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

¡Cuántas veces nos hemos cuestionado cómo orar o qué hacer para ser escuchados por Dios! Sin duda, esta puede ser la dificultad que podamos tener para dirigirnos a Dios: no escuchar, no sentir, no ser correspondidos.

Durante las 24 Horas para el Señor que vivíamos en la parroquia el pasado fin de semana profundizamos en lo importante que es la oración en la vida del cristianos. Pero no podemos quedarnos con que la oración se convierta para nosotros en algo excepcional, es decir, “acordarnos de Santa Bárbara cuando truena¨, o lo que es lo mismo, rezar solo cuando necesitamos algo. Hemoss de incorporarla a nuestra vida diaria y encontrar un momento de silencio para hablar con Dios cada día.

En esa línea ada semana en la parroquia exponemos en la Custodia al Señor para ante El, real y verdaderamente presente en la Eucaristía, podamos orar en silencio contemplativo.

La oración es el dinamismo en que el cristiano se siente amado por de Dios, que precede y acompaña, y al que uno puede amar. Además, nadie puede amar a Dios, a quién no ve, si no ama al hermano que tiene al lado, al que ve. La oración cambia la vida; puede ser que hagamos siempre las mismas cosas, pero con la consciencia del porqué hacerlas ya no son de la misma manera.

Todo lo que hacemos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos puede ser oración, cuando descubro que Dios está a mi lado acompañando mi vida.

Invitamos a todos a encontrar ese momento diario en su vida y a todos los que puedan asistir ala exposición pues si bien Dios está en todas partes donde más “para” es en el sagrario.

Lugar: Iglesia nueva de Santa Cruz
Día: jueves
Hora. 19:30 hh

4 abril, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Lectura del santo evangelio según san Juan 7,1-2.10,25-30.

En aquel tiempo, recorría Jesús la Galilea, pues no quería andar por Judea porque los judíos trataban de matarlo. Se acercaba la fiesta judía de las tiendas. Después que sus parientes se marcharon a la fiesta, entonces subió él también, no abiertamente, sino a escondidas.
Entonces algunos que eran de Jerusalén dijeron: «¿No es éste el que intentan matar? Pues mirad cómo habla abiertamente, y no le dicen nada. ¿Será que los jefes se han convencido de que éste es el Mesías? Pero éste sabemos de dónde viene, mientras que el Mesías, cuando llegue, nadie sabrá de dónde viene.» Entonces Jesús, mientras enseñaba en el templo, gritó: «A mí me conocéis, y conocéis de dónde vengo. Sin embargo, yo no vengo por mi cuenta, sino enviado por el que es veraz; a ése vosotros no lo conocéis; yo lo conozco, porque procedo de él, y él me ha enviado.» Entonces intentaban agarrarlo; pero nadie le pudo echar mano, porque todavía no había llegado su hora.

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Meditación
Los judíos querían acabar con Jesús porque les resultaba incomodo; no sólo llamaba a Dios, Padre haciéndose igual a Él, sino que invitaba al pueblo a tener una vida de fe en la que ninguno debería ser excluido. Es así como, ante las dudas de los habitantes de Jerusalén, Jesús se presenta como el Enviado que revelará la plenitud de su identidad en la cruz.

El pueblo judío se resistía a creer en Jesús, identificaban al Mesías profetizado con unas características que, según ellos, no cuadraban en Jesús. Lo conocen, han escuchado su manera nueva de enseñar, pone al centro a la persona y la levanta, siendo acusado de transgredir las normas de los antepasados. Se han hecho, tanto una idea del Mesías esperado como de Jesús, de lo que es, de lo que enseña y de sus signos y hechos.

También hoy existen personas que creen con radicalidad y compromiso, hay otras personas cuya fe está ligada a las emociones y sensaciones; hay quienes han creído con entusiasmo pero en las pruebas no se comprometen. Existen personas que han optado por ignorar a Jesús sacándolo de todos los ámbitos de la vida y otros que se convierten en enemigos de los valores del Evangelio; por esto la propaganda agresiva que ataca la dignidad de la vida desde la concepción hasta la muerte natural; propaganda en contra de la familia y de valores como la caridad, el perdón y la verdad.

Este pasaje del evangelio nos invita a descubrir en nuestra vida cotidiana la presencia de Jesús y así poder ir conociendo, asumiendo y vivenciando los valores del Reino que él nos propone. Además, somos invitados a buscar al Señor en toda circunstancia de la vida, sabiendo que él no se esconde; la invitación es buscarlo con sinceridad de corazón.

Este tiempo de cuaresma se hace un tiempo privilegiado para renovar nuestro encuentro con el Señor. Como lo comenta un autor: “Hoy Jesús también nos habla a nosotros, y en este camino de cambio y conversión cuaresmal, y ya comenzando a acompañar al Mesías a vivir su Pascua, también hoy nos interpela: ¿Dejo hablar abiertamente a Jesús en mi vida? Cuando habla, ¿Lo escucho? ¿Su palabra me interpela, me mueve, me orienta? ¿Lo reconozco como Salvador de mi vida? ¿Lo anuncio y revelo como Salvador de la humanidad? ¿Con qué gestos o actos concretos demuestro que Él es Señor y Maestro en mi vida?”
P. John Jaime Ramírez Feria

4 abril, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest