Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

25 diciembre, 2021

Felicitación Navidad del Párroco

Queridos feligreses:

“Gloria a Dios en el Cielo y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”.

Con este cántico de alabanza los ángeles anuncian el nacimiento del niño Divino. Con este cántico nos traen la esperanza de un mundo mejor. Con este cántico nos dicen que la felicidad es posible para ti y para mí. Esa felicidad tiene un nombre: Jesús.

Cuán grande es el amor de Dios, que nos dio a su propio Hijo, que vino a este mundo! Este es el misterio que celebramos en la Navidad.

Él quiere nacer en el pesebre de tu corazón y de tu alma y llenarte de la dicha con la que colmó las vidas de José y María, la de sus discípulos. En palabras de Josemaría: “Conocer a Jesucristo. Hacerlo conocer. Llevarlo a todos los sitios”.

Este niño llama hoy a tu puerta: luz del mundo, alegría sin fin… Dios se hace pequeño para llenar nuestra pequeñez de su infinito amor. Así te ama. Déjate amar y sanar los sinsabores de este mundo. Dios nos permite nacer interiormente de nuevo en nuestros corazones. Dios nos abraza en estos días y siempre… Mírale entre pañales y déjate mirar por él con su ternura, cariño y comprensión.

Recuerda: ¡Dios se hizo niño pensando solo en ti!

Felices fiestas. ¡Feliz Navidad!

Con todo cariño os bendice vuestro Párroco. Jose Carlos Alonso Seoane

25 diciembre, 2021
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

Pasados innumerables siglos desde la creación del mundo, cuando en el principio Dios creó el cielo y la tierra y formó al hombre a su imagen; después también de muchos siglos, desde que el Altísimo pusiera su arco en las nubes tras el diluvio como signo de alianza y de paz; veintiún siglos después de la emigración de Abrahán, nuestro padre en la fe, de Ur de Caldea; trece siglos después de la salida del pueblo de Israel de Egipto bajo la guía de Moisés; cerca de mil años después de que David fuera ungido como rey; en la semana sesenta y cinco según la profecía de Daniel; en la Olimpíada ciento noventa y cuatro, el año setecientos cincuenta y dos de la fundación de la Urbe, el año cuarenta y dos del imperio de César Octavio Augusto; estando todo el orbe en paz, Jesucristo, Dios eterno e Hijo del eterno Padre, queriendo consagrar el mundo con su piadosísima venida, concebido del Espíritu Santo, nueve meses después de su concepción, nace en Belén de Judea, hecho hombre, de María Virgen: la Natividad de nuestro Señor Jesucristo según la carne.

25 diciembre, 2021
0 Facebook Twitter Google + Pinterest