Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

6 octubre, 2017

Analizamos el fenómeno de las apariciones de Nuestra Señora en México, año 1531 D.C. y lo que esto significó en la evangelización del pueblo azteca. Los estudios más recientes sobre esta “mariofania” avalados por la NASA, la New York University y una serie de antropólogos, teólogos, historiadores, oftalmólogos y astrofísicos que la han estudiado por muchos años y han descifrado una buena parte del códice que contiene. Es de hacer notar que,mediante este códice presente en la imagen, los aztecas pudieron leer, interpretar y entender que La Virgen era la madre de Dios salvador y se sintieron totalmente acogidos por la nueva fe. Así María se convirtió en la gran evangelizadora del otrora Imperio Azteca. En poco tiempologro lo que no habían conseguido doce sacerdotes a las órdenes del obispo fray Juan de Zumárraga durante diez años de labor evangelizadora; la conversión de nueve millones de almas, el doble de los católicos que se perdieron tras la Reforma Luterana tan solo veinticuatro años antes.

El catolicismo es una manera de ver, el catolicismo es una forma de vida, el catolicismo tiene una textura, sensación y resonancia particulares. Todo empieza, gira alrededor y nos guía a Jesucristo, el verbo hecho carne.

La ciencia es asombrosa y el mundo material es maravilloso, lo que conocemos y controlamos es genial, ¿pero es todo lo que existe en la realidad? Piense en algo tan misterioso como la amistad o el enamorarse, ¿puede esto reducirse a glándulas, química y cosas así? Incluso las experiencias de la vida ordinaria no pueden explicarse por la ciencia, hay realidades que nos eluden. Viendo la Basílica de San Pedro, Catedral de Santiago y en general todas maravillas de la arquitectura y el arte alrededor del mundo, nos preguntamos: ¿Qué inspiro a las personas a hacer esto?, ¿reacciones electro-químicas del cerebro?, ¿no le parece inadecuada como explicación? Es fascinante, ni por un segundo debemos denigrar del mundo visible o negar lo que la ciencia sabe de él. Pero hay más cosas entre el cielo y la tierra que las soñadas en la filosofía, la química o la física, o la ciencia en general, así que no parecen excluyentes. Están la ciencia y la tecnología, la magia y la superstición, existe la ciencia y la super ciencia. Tomás de Aquino llamó a la teología “la sacra ciencia”, la ciencia sagrada; es una forma del saber. Creemos que hay que recuperar eso.

La fe no requiere de comprobación, pero en un mundo materialista, egocéntrico y cada vez más nihilista, es muy grato poder mostrar muchas maravillas inexplicables para la ciencia y la tecnología actual que nos ponen a reflexionar. Existen manifestaciones sagradas que hablan de la presencia de María Santísima y de Jesucristo,datan de entre 486 y casi dos mil años desde que ocurrieron. Entre muchas hay dos muy particulares y sorprendentes por lo sagrado e histórico de las mismas. Ambas plenamente aceptadas por el Vaticano. Se trata de: El Santo Sudario de Turín y La Tilma de Guadalupe. El primero se ha constituido en un cumulo de pruebas forenses de la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor. La tilma por su parte, en un códice que habla de la hermandad de culturas y anuncia la misericordia de Dios. En ambas telas quedaron plasmadas las imágenes producto del mismo fenómeno físico: el paso a través de ellas de una altísima cantidad de energía lumínica en una fracción de segundo.

Realizaremos una conferencia sobre La Virgen de Guadalupe a través de su imagen presente en la Tilma.

– Día: Viernes 6 de octubre.
– lugar: Locales Parroquiales.
– Hora: 20:00
– Ponente: Juan Carlos Alvarez Escontrela

 

 

6 octubre, 2017
2 Facebook Twitter Google + Pinterest