Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

19 septiembre, 2020

El Congreso de los Diputados ha decidido seguir adelante con la tramitación de la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia. Es una mala noticia, pues la vida humana no es un bien a disposición de nadie.

Defender la vida debe encabezar la lista de prioridades de cualquier católico. Si no defendemos la vida, nos quedamos en nada.

Defender la vida no solo implica la vida del no nacido, sino del desvalido, del rechazado, del enfermo, del anciano, del joven, del adulto, del niño.

El Papa Francisco nos advierte continuamente sobre la «cultura del descarte» y sobre la «cultura de la muerte», que se está imponiendo: «persisten demasiadas situaciones – nos dice – en las que los seres humanos son tratados como objetos, de los cuales se puede programar la concepción, la configuración y la utilidad, y que después pueden ser desechados cuando ya no sirven, por ser débiles, enfermos o ancianos»

Se trata de traspasar la última Línea roja tras la cual todas las demás puede ser cruzadas.

Por ello a nuestros gobernantes sólo les importante es ganar el debate de la opinión pública:

Para ello:

1. Se presenta al público algún «caso límite». o una situación terminal y dramática

2. Se utilizan expresiones que suenan bien como “muerte digna”, “libertad”

3. Se procura presentar a los defensores de la vida como retrógrados, intransigentes, contrarios a la libertad individual y al progreso. Al que discrepa se le pone una etiqueta

4. Se transmite la idea de que la eutanasia es una cuestión únicamente religiosa y la Iglesia o puede, ni debe, imponer sus opiniones.

5. Se transmite la idea de que la eutanasia es una demanda urgente de la población,

La auténtica eutanasia o muerte dulce debería ser la que permita al enfermo morir dignamente, aliviando su dolor, su angustia y su soledad con la cooperación del personal sanitario, su familia y su entorno.

La eutanasia no debe ser un modo de librar a la sociedad de personas molestas y costosas, ni un modo de evitar que el Estado gaste dinero en cuidados paliativos y asistencia domiciliaria.

1. Nos dicen que es sólo para cuando haya un dolor insoportable,

2. Nos dicen que se hace por compasión,

3. Nos dicen que es indigno vivir con sufrimientos y sin calidad de vida

¿Con qué baremos se mide la calidad de vida? ¿En qué momento se puede llegar a afirmar que ya carece de valor o que no merece la pena ser vivida? ¿Se puede decir que un ser humano pierde su dignidad por sufrir?

4. Nos dicen que es una decisión fruto de la libertad,

¿tienen libertad para decidir matarse los que están en depresión, los enfermos dependientes, los discapacitados psíquicos o los pacientes en coma?

Juan Pablo II AFIRMABA QUE asegura que trabajar a favor de la vida es contribuir a la renovación de la sociedad mediante la edificación del bien común, pues el respeto de la vida es fundamento de la democracia y de la verdadera paz.

 

 

19 septiembre, 2020
1 Facebook Twitter Google + Pinterest