Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

16 marzo, 2020

En los momentos de peligro, espontáneamente, los hijos se dirigen a la madre. En la circunstancia particular que estamos viviendo, los obispos nos piden que nos dirijamos a María, la Madre que Jesús nos donó desde la cruz.

Nuestros conciudadanos – al igual que nosotros mismos- viven en confinamiento desde hace varios días, pero intentan que el ánimo no decaiga. Muchos vecinos toman curiosas iniciativas, como la de cantar y poner música en los balcones.

Una de esas iniciativas que se ha hecho viral ha sido la de salir a sus ventanas y balcones de toda España para agradecer con aplausos y gritos de “viva” y “bravo” el trabajo de todos los profesionales sanitarios que atienden estos días en hospitales y en domicilios a los afectados por la pandemia de coronavirus.

La Iglesia no permanece ajena a esto pero, más allá de estos merecidos y sentidos homenajes a los que nos unimos, nos invita a intensificar la oración en favor los sanitarios, de los enfermos y sus familiares y también por las víctimas.

Cada día los católicos somos invitados a rezar el Ángelus oración con la que recordamos el momento de la Encarnación y Anunciación, cuando el ángel Gabriel le dijo a la Virgen María que iba a ser la madre de Jesús. Por eso mientras dure esta situación todos juntos a las doce unámonos en el rezo del Ángelus con un solo corazón porque “jamás se ha oído decir que ninguno de los que
han acudido a tu protección,implorando tu auxilio haya sido abandonado de Ti”

Al tiempo las campanas de todas las Iglesias resonarán al unísono para recordarnos ese momento y que Dios está siempre junto a nosotros.

Nota de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española
Madrid, 15 de marzo de 2020
«A vosotros, amados de Dios, gracia y paz de parte de nuestro Señor Jesucristo» (Rom 1, 7).

En estos días de singular y dolorosa experiencia ciudadana y eclesial, a la que nos ha llevado la pandemia del coronavirus, la Iglesia Católica está llamada a ofrecer sus recursos en favor de los afectados así como la presencia del Señor que salva, animando a todos los cristianos a interceder ante la Madre de Dios, que nos ampara y escucha nuestra oración.

Por ello, invitamos a todas las Diócesis que lo consideren oportuno a que a la hora del Ángelus suenen las campanas de nuestros templos para invitar a orar a quienes permanecen en casa y hacer llegar, a quienes sirven y trabajan, la ayuda del Señor y el agradecimiento de la Iglesia.

Así, proponemos que a las 12 del medio día suenen las campanas para mostrar nuestro agradecimiento y fraterna solidaridad y orar:

– Por los enfermos contagiados por el virus, por sus familiares, por quienes están en cuarentena y por otros enfermos que ven afectada su atención por la prioridad de atajar la pandemia.

– Por los trabajadores de todos los Centros y Servicios Sanitarios.

– Por los Equipos de Emergencias, por los de Protección Civil y por las Fuerzas de Seguridad del Estado

– Por los Equipos de Pastoral de la Salud y por los voluntarios

– Por las personas de riesgo: niños, mayores y enfermos crónicos.

– Por los padres, madres, abuelos y educadores.

– Por los que están viviendo esta situación de emergencia en soledad.

– Por quienes carecen de hogar o de lo imprescindible para vivir.

– Por las diversas autoridades públicas.

– Por los sacerdotes y por los Monasterios de vida contemplativa, que con su oración y entrega siguen dando esperanza a todos los ciudadanos.

Y proponemos que, como conclusión del Ángelus, digamos juntos estos días y a esa hora la oración del Papa Francisco:

“Oh María,
Tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y esperanza. Nosotros nos encomendamos a Ti, salud de los enfermos, que ante la Cruz fuiste asociada al dolor de Jesús manteniendo firme tu fe.
Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea, pueda regresar la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos. Y ha tomado sobre sí nuestros dolores para llevarnos, a través de la Cruz, al gozo de la Resurrección. Amén.
Bajo tu protección, buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas de los que estamos en la prueba y líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!
¡Qué el Señor os bendiga, os guarde y os conceda la paz!

16 marzo, 2020
2 Facebook Twitter Google + Pinterest

Se trata de catequesis de periocidad bi-semanal muy flexibles de duración aproximada de una hora destinadas a adultos. Las catequesis son impartidas una catequista de la parroquia o por nuestro párroco D. Jose Carlos.

La sesión en principio es los lunes las 19:30 horas, pero las siguientes son decididas por consenso de agendas entre los participantes y el párroco, si alguna semana es imposible consensuar día y hora, se pospone a la siguiente. Todo en atención a las dificultades laborales y familiares de los adultos.

Para apuntarse basta comunicarlo al párroco o en el despacho parroquial,Sólo es necesario estar bautizado si se quiere hacer la catequesis para recibir el sacramento de la Confirmación pero está destinado a creyentes y no creyentes.

Los que ya lo han hecho han salido muy contentos. ¡Animaos!

Lugar: Salines parroquiales de Santa Cruz
Día: Lunes alternos
Hora: 19:30 hh.

16 marzo, 2020
1 Facebook Twitter Google + Pinterest