Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

29 junio, 2019

Lectura del santo evangelio según san Mateo 16, 13-19

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: -«¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?» Ellos contestaron: -«Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.» Él les preguntó: -«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Simón Pedro tomó la palabra y dijo: -«Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.»

Jesús le respondió: -«¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.»

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

Meditación:

La solemnidad de san Pedro y san Pablo es una de las más antiguas del año litúrgico que festeja a las dos columnas de la Iglesia. Por una parte, Pedro es el hombre elegido por Cristo para ser “la roca” de la Iglesia: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,16); Pedro el amigo entrañable de Cristo que se arrepiente de haber negado a su maestro, el hombre impetuoso y generoso que reconoce al Dios hecho hombre, al Mesías prometido: “Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo”(cf. Mt 16,16). Por su parte, Pablo, el perseguidor de los cristianos conquistado por la gracia del Señor Resucitado; el hombre que se entregó sin reservas a la causa del Evangelio: “Ay de mí si no evangelizare” (1 Co 9,16).

El Papa Francisco señala que «La liturgia de hoy nos ofrece tres palabras fundamentales para la vida del apóstol: confesión, persecución, oración. La confesión es la de Pedro en el Evangelio, cuando el Señor pregunta, ya no de manera general, sino particular. Jesús, en efecto, pregunta primero: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?» (Mt 16,13)».

Jesús nos hace también hoy a nosotros esta pregunta esencial. Él nos mira hoy a los ojos y nos pregunta: ‘¿Quién soy yo para ti?’ Quien confiesa a Jesús se comporta como Pedro y Pablo: lo sigue hasta el final; no hasta un cierto punto sino hasta el final, y lo sigue en su camino, no en nuestros caminos. Su camino es el camino de la vida nueva, de la alegría y de la resurrección, el camino que pasa también por la cruz y la persecución.

Esta solemnidad recuerda que la Iglesia fue y permanece edificada sobre «el fundamento de los Apóstoles» (Ef. 2, 20; Hch. 21, 14), testigos escogidos y enviados en misión por el mismo Cristo. También que ella guarda y transmite, con la ayuda del Espíritu Santo que habita el buen depósito, las sanas palabras oídas a los Apóstoles; y sigue siendo enseñada, santificada y dirigida por los Apóstoles hasta la vuelta de Cristo gracias a aquellos que les suceden en su ministerio pastoral (Cfr. Catecismo 857).

Al celebrar el martirio de estos apóstoles confirmamos cómo el Señor a los dos les cambió la vida; sus vidas se dividen en antes y después de conocer a Jesús: Pedro dice: “¿A quién iríamos? Tú solo tienes palabras de vida eterna” y Pablo confiesa: “Para mí, la vida es Cristo”. Pedro y Pablo atraídos por el amor del Resucitado se convierten en testigos apasionados del Evangelio hasta dar la vida por su Señor.

Celebremos esta solemnidad y confirmemos la fe de la Iglesia edificada sobre la roca de los Apóstoles: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará, no prevalecerá contra ella”.

29 junio, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

El fin de semana del 29 y 30 de junio celebramos en Nos las fiestas patronales en honor del Principe de los Apóstoles y del
Corpus . A las 13:00 hh. Del sábado en el recién restaurado templo celebraremos la Santa Misa en honor de nuestro Patrón San Pedro que será solemnizada con la presencia y buen hacer de la Coral Airiños de Nos, que siempre colabora y nos acompaña.

San Pedro, identificado por la Iglesia Católica como el primer Papa, da lugar a una multitud de fiestas en toda España. Se conmemora la fecha de su muerte, el 29 de Junio del año 67, simultáneamente con Pablo, otro de los primeros apóstoles de Jesús.

Hijo de Jonás, Pedro o Cefas (roca en arméneo), o «Shimón bar Ioná» era pescador de oficio en el Mar de Galilea. Fue uno de los primeros discípulos de Jesús de Nazaret, que le convirtió en “una de las 3 columnas de la Iglesia de Jerusalén” (Pablo de Tarso).
Príncipe de los Apóstoles, fue identificado por la Iglesia como el primer Papa, basándose en el Evangelio de Mateo: “tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia… y te daré las llaves del Reino de los Cielos (Jesucristo)”.

La conmemoración del martirio conjunto de los dos Apóstoles, Pedro y Pablo, se celebra con toda solemnidad el 29 de Junio. Antiguamente, hasta el siglo IV, se celebraba el día 28 del mes de Diciembre.

En España, la conmemoración de su martirio el día 29 de Junio corresponde a una multitud de fiestas en numerosas localidades diseminadas por todo el país. La mayoría de ellas han elegido a San Pedro como su Patrón. Muchas de las celebraciones se asocian al mar por ser el Patrón de los marineros y pescadores.

Muy a menudo las fiestas populares de muchas parroquias se reagrupan en torno a las del Patrón. La nuestra no es una excepción por eso al día siguiente celebraremos una de las más importantes en la vida de una comunidad: El Santísimo Cuerpo y la Preciosa Sangre de Cristo. El domingo a las 13:00 hh. celebraremos la Santa Misa en la que veneraremos al mismo Dios real y sustancialmente presente, con su cuerpo y con su sangre, con su alma y su divinidad en la Eucaristía. Al término de la celebración “pasearemos” al Señor en la custodia para que bendiga nuestros hogares y familias.

Aunque se trata de un breve recorrido el que se realiza, la procesión eucarística recuerda a las peregrinaciones del pueblo de Israel.

Abrahán sale de Ur hasta Canaán con la promesa de una descendencia incontable. El pueblo de Israel sale de Egipto entre portentos y durante cuarenta años atraviesa el desierto hacia la tierra prometida. Elías también cruza el desierto en busca de Yahvé. Los Israelitas ascendían cada año a Jerusalén. El mismo Jesús aparece como un peregrino incansable siendo el culmen de su viaje su sacrificio glorioso.

Ahora peregrinamos juntos como Iglesia, guiados por el Santísimo Sacramento, a través de las ciudades de nuestro mundo. Es una manifestación de adoración solemne, a la vez que demuestra en la comunidad en la que vivimos la viveza de nuestra fe. Parece que el sacerdote es el que lleva a Cristo pero somos nosotros en realidad los que somos llevados. El andar implica también la fraternidad de los que caminan en unión y la existencia de una meta escatológica. Somos Iglesia caminante en Cristo camino.

Misa en honor de San Pedro
Día: Sábado 29 de junio
Hora: 13:00 hh.

Misa en honor del Santísimo Sacramento
Dia: Domingo 30 de junio
Hora: 13:00

29 junio, 2019
1 Facebook Twitter Google + Pinterest