Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

8 junio, 2019

¿Qué es el Camino Coaching?

Es un Programa de reflexión combinado con el caminar.  Se desarrolla a lo largo de varias etapas en el entorno del camino de Santiago, como recorrido que acompaña en el viaje al interior de uno mismo en un espacio de inspiración, guía y regeneración.

Estar al aire libre en la naturaleza mejora nuestra auto-conciencia y aumenta nuestra capacidad sensorial  ya que  lo que vemos, oímos, pensamos  y sentimos se ajusta al ritmo del caminar.   ¿Por qué?   Porque caminar  permite ralentizar, incluso parar y considerar  donde está tu vida y hacia dónde te diriges.  El método mayéutico ya se aplicaba  en la antigua Grecia en la escuela de filósofos.

 

El Camino es personal

En este proceso, que es totalmente personal y confidencial cada persona partirá de su propio plan de mejora y crecimiento en habilidades y competencias del propio dia a dia también profesional. Cada participante llevará consigo su work book  del camino  donde podrá ir escribiendo  y revisando sus pensamientos sobre los puntos marcados al inicio.

 

El camino te habla: Durante el camino tendrás espacio y tiempo de inspiración para reflexionar en tu plan de mejora personal. Se trata de tener ese tiempo y espacio necesarios para la concentración  sobre nuestra vida y  sistema de valores interno.

El dialogo será entre el camino y tú mismo en tu propio viaje interior.

Tu Guía a pie te acompañará  y resolverá las dudas y cuestiones en la marcha  y al llegar al alojamiento podréis tener una conversación de ajuste de ideas.

 

¿Quienes somos?

Somos un equipo de profesionales especializados y certificados como coaches y además   amantes del Camino de Santiago.

Un resultado clave de la experiencia es llegar a concretar un plan de acción, con el apoyo necesario, para asegurarte de que puedes hacer los cambios que  quieres hacer cuando  volvamos a casa.

 

Metodología:

Estableciendo un espacio de pensamiento y guía para reflexión personal  grupal. Al final de las jornadas se realiza una revisión grupal  y  cada uno tendrá su propio cierre en su plan de  Acción individual. El participante cuenta con su Work book, guía  y el apoyo del coach

 

 

 

 

Comenzamos en Santa Cruz de Lians  donde tendremos un primer encuentro con explicación del método, entrega de materiales, work books  y guias, y al dia siguiente iniciaremos la primera de cuatro etapas hasta Santiago.

 

15 de julio:  Llegada a Oleiros

  • de julio: Oleiros a San Marcos (Abegondo) – 15 km
  • de julio: Abegondo- Sarandós- BRUMA  (12 KILÓMETROS)
  • De julio: BRUMA-SIGÜEIRO (20 KILÓMETROS)
  • De julio: SIGÜEIRO- SANTIAGO DE COMPOSTELA (16,1 KILÓMETROS)

 

Información y Contacto:

walkingcoaching2019@gmail.com

Clarisa Yesaki Vela

Noemí Merchán Yuste

 

 

 

 

 

 

8 junio, 2019
2 Facebook Twitter Google + Pinterest

19. ¿El sufrimiento y la muerte son queridos por Dios?

Ni el sufrimiento ni la muerte son queridos por Dios. De hecho, cuando Dios creo al hombre y a la mujer los creo para que vivieran eternamente, y sin sufrimiento. Pero, entonces ¿por qué ahora sufrimos y morimos?

La respuesta ya la conocemos. Sabemos que el sufrimiento y la muerte son consecuencias de la desobediencia de nuestros primeros padres, Adán y Eva. Dios los había creado para que vivieran eternamente en el Paraíso, pero, haciendo mal uso de su libertad, desobedecieron a Dios y  fueron expulsados de este lugar. Además, como consecuencia de su desobediencia vino el sufrimiento y la muerte.

Siendo así, pareciera que la historia del hombre es una historia triste y lamentable, sin un final feliz. Afortunadamente la historia no termina aquí. “Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna” (Jn 3,16). Sabiendo que Dios no ha abandonado al hombre después de su expulsión del Paraíso, que Dios continua amando a cada uno de los hombres, que nuestros sufrimientos son un medio de salvación si los ofrecemos a Dios y que Él mismo quiere que todos los hombres se salven y lleguen al cielo, todo esto es causa de inmensa alegría para los hombres.

“Hemos perdido el paraíso, pero hemos recibido el cielo, por eso la ganancia es mayor que la pérdida”. (SAN JUAN CRISÓSTOMO)

8 junio, 2019
2 Facebook Twitter Google + Pinterest

Lectura del santo Evangelio según San Juan 7, 37-39

El último día, el más solemne de las fiestas, Jesús en pie gritaba: —El que tenga sed, que venga a mí; el que cree en mí que beba. (Como dice la Escritura: de sus entrañas manarán torrentes de agua viva.) Decía esto refiriéndose al Espíritu, que habían de recibir los que creyeran en él. Todavía no se había dado el Espíritu, porque Jesús no había sido glorificado.

Palabra del Señor. Gloria a Ti Señor Jesús

En esta noche, la Iglesia celebra la vigilia de Pentecostés, la fiesta del Espíritu Santo. Cincuenta días después de la resurrección, los discípulos reunidos junto a María, reciben la promesa que el Señor les había anunciado: “les mandó que no se ausentasen de Jerusalén, sino que aguardasen la Promesa del Padre” (Hch 1,4).

El Señor había anunciado la promesa del envío del Espíritu santificador. El Espíritu de la verdad, el Consolador, el Abogado y Defensor vendría con su pleno poder a capacitar a los discípulos del Resucitado para que, guiándolos a la verdad completa, los confirmara en el conocimiento de Cristo y del amor de Dios (cf. Jn 16,13). Es el Espíritu vivificador que permanece en los discípulos confortándolos en todas las horas de la vida; él habita en el creyente, es el dulce huésped del alma. San Pablo lo dice: “¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu Santo habita en vosotros?” (I Cor 3,16; Rom 8,9); ¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros y que habéis recibido de Dios?”(I Cor 6, 19).

Dice el Papa Francisco :”Es el Espíritu que nos hace resucitar de nuestros límites, de nuestros muertos, porque tenemos tantas, tantas necrosis en nuestra vida, en nuestra alma. El mensaje de la Resurrección es este de Jesús a Nicodemo: debemos renacer. Pero, ¿por qué cede el paso al Espíritu? Una vida cristiana, que se llama a sí misma cristiana, que no deja espacio para el Espíritu y que no se deja llevar por el Espíritu, es una vida pagana, disfrazada de cristiana. El Espíritu es el protagonista de la vida cristiana, el Espíritu -el Espíritu Santo- que está con nosotros, nos acompaña, nos transforma, nos vence. En el momento de la resurrección Jesús nos dice: «Recibid el Espíritu Santo», será el compañero de la vida, de la vida cristiana”.

Celebremos con gozo la fiesta de Pentecostés. Recordemos que el Espíritu Santo que mora en nosotros desde el Bautismo nos mueve a la fe, nos hace crecer en la esperanza e inspira nuestra caridad; es el Espíritu Santo quien nos capacita con su poder para que seamos testigos del resucitado y nos confía sus dones. Nos da la sabiduría y la fortaleza, la ciencia y el consejo, el entendimiento y piedad, nos reviste del santo temor de Dios (cf. Isaías 11,1-1). Es el Espíritu que nos une a Jesucristo manteniendo vivas sus palabras y hace que produzcamos frutos abundantes. La tradición de la Iglesia enumera doce: «caridad, gozo, paz, paciencia, longanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia, castidad» (Cf. Gálatas 5, 22-23). El Espíritu obra la santificación en el creyente y en el Cuerpo de Cristo, la Iglesia. Nos conduce a la vida de la gracia por la participación en la vida sacramental, en la oración personal y comunitaria, en la escucha atenta de la Palabra y en las autenticas obras de caridad.

Entonces, invoquemos constantemente al Espíritu Santo, digámosle que gobierne nuestra vida, no lo contristemos. Dejemos que su acción nos haga avanzar hacia la meta que se nos propone, la salvación.
P. John Jaime Ramírez Feria

8 junio, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Recemos este mes por los sacerdotes para que, con la sobriedad y la humildad de sus vidas, se comprometan en una solidaridad activa hacia los más pobres.

Papa Francisco – Junio 2019

El Santo Padre confía cada mes a su Red Mundial de Oración, el Apostolado de la Oración, intenciones que expresan sus grandes preocupaciones por la humanidad y por la misión de la Iglesia.

Su intención de oración mensual (un mes es universal, otro mes por la evangelización) es una convocatoria mundial para transformar nuestra plegaria en «gestos concretos».

Resume su plan de acción para movilizarnos cada mes, por la oración y la acción, por un propósito que nos invita a construir un mundo más humano y solidario.

8 junio, 2019
2 Facebook Twitter Google + Pinterest