Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

14 mayo, 2019

  • En su mensaje para la Jornada de sensibilización sobre la Enseñanza Religiosa, recuerdan que es un derecho fundamental de los padres

Los obispos de las diócesis gallegas han elaborado una carta dirigida a los padres y madres de familia, con motivo de la Jornada de sensibilización sobre la Enseñanza Religiosa, en la que les animan a pedir para sus hijos esta enseñanza en la Escuela. En el texto, recuerdan que “vosotros habéis de orientar la educación de vuestros hijos. Es un derecho fundamental vuestro”, además de indicar que “este derecho debe ser reconocido y aceptado, y se ha de garantizar su cumplimiento”.

Este es el texto íntegro de la carta de los obispos gallegos:

Queridos Padres/Madres

 Un año más nos dirigimos a vosotros y a toda la comunidad cristiana con motivo de la Jornada Diocesana sobre la Enseñanza Religiosa en la Escuela. En fechas próximas tendréis que decidir sobre la petición de la Enseñanza Religiosa Católica para vuestros hijos en los centros educativos. Con este motivo los Obispos de la Iglesia en Galicia queremos recordaros algunos aspectos fundamentales respecto a la presencia de la religión en el sistema educativo.

1.- Es un derecho exclusivo de vosotros, padres y madres. En la educación de vuestros hijos sois vosotros los que tenéis ese derecho. Así lo reconocen la Constitución Española (art. 27,3), los Acuerdos Internacionales entre la Iglesia y el Estado español (art. 1,1), y todas las Leyes educativas que se han implantado en toda Europa.

Vosotros habéis de orientar la educación de vuestros hijos. Es un derecho fundamental vuestro.

2.- La asignatura de religión en la escuela no es una concesión benévola de un Gobierno. Todo gobierno y las instituciones educativas, sociales y sindicales deben respetar el derecho de los padres a que sus hijos sean educados según sus convicciones religiosas y morales.

Este derecho debe ser reconocido y aceptado, y se ha de garantizar su cumplimiento.

3.- Sin duda están surgiendo voces contra la presencia de la religión en el sistema educativo. Algunos están interesados en no darle cabida en el ámbito educativo. Ciertamente hay que subrayar que la enseñanza religiosa contribuye a la formación integral de la persona.

Ante determinados planteamientos habéis de favorecer la auténtica educación de vuestros hijos.

4.- La finalidad de la educación religiosa escolar pretende ayudar a vuestros hijos a: desarrollar una formación integral, proporcionar criterios y valores cristianos que configuren su personalidad descubriendo el sentido de la vida, favorecer la relación entre fe y cultura en una visión cristiana de la vida, capacitar para el diálogo respetuoso y constructivo con otras tradiciones religiosas, ofrecer en diálogo con las demás materias la respuesta cristiana a las grandes preguntas de la vida y dar a conocer a Jesucristo y a su Iglesia.

Consideramos que la formación religiosa en la Escuela es una aportación necesaria para la mejor educación de vuestros hijos. Ciertamente es siempre una opción libre.

¡Tratad de que crezcan con una cultura impregnada de la formación religiosa católica!

5.- Hacemos una llamada a vuestra responsabilidad educativa. Procurad solicitar, para vuestros hijos, la enseñanza de la Religión Católica en los centros educativos. Es una consecuencia del compromiso cristiano que asumisteis al bautizar a vuestros hijos.

¡Solicitad libre y responsablemente la enseñanza religiosa para vuestros hijos!

6.- Es necesario que, desde nuestras comunidades demos un impulso a la educación cristiana. El gran esfuerzo ha de orientarse a que la familia, la parroquia y la escuela trabajen en colaboración para una mejor educación.

Con nuestro agradecimiento y apoyo a los sacerdotes, a los padres y profesores que entregáis generosamente lo mejor de vosotros en la educación de vuestros hijos y alumnos, os bendecimos con afecto en el Señor y os encomendamos en nuestras oraciones.

+ Julián. Arzobispo de Santiago.
+ Luis. Obispo de Tui-Vigo.
+ Alfonso. Obispo de Lugo.
+ José Leonardo. Obispo de Ourense.
+ Luis Ángel cmf. Obispo de Mondoñedo-Ferrol.
+ Jesús. Obispo Auxiliar de Santiago

 

14 mayo, 2019
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

El mes de mayo es el mes de las flores y tradicionalmente el mes de las romerías a la Virgen. Las romerías son manifestaciones de religiosidad popular, tan querida por el papa Francisco, son un caminar hacia un templo o ermita dedicado a la Virgen y pedirle favores, darle las gracias, y manifestarle el amor, el cariño, la ternura de los hijos hacia su Madre.

«Una manifestación particular de la maternidad de María —decía Juan Pablo II en Fátima— la constituyen los sitios donde Ella se encuentra con los hombres, las casas donde habita; lugares donde se nota una particular presencia de la Madre. En todos estos lugares se cumple de modo admirable el singular testamento del Señor crucificado. Allí, el hombre es confiado a María, allí acude con presteza a encontrarse con Ella como con la propia Madre; le abre su corazón, le habla de todo; la recibe en su propia casa, es decir, le hace partícipe de todos sus problemas».

San Josemaría aconsejaba hacer un regalo a la Virgen María en el mes de mayo: acudir a un santuario dedicado a la Madre de Dios y rezar el Rosario.

Como cada año la parroquia – siguiendo las recomendaciones de la Iglesia reflejado en el Magisterio de numerosos pontífices- organiza sencillas romerías con los distintos grupos parroquiales con el fin de fomentar la devoción mariana entre todos los fieles.

Así, el primer domingo de mayo eran los niños del Catecismo los que protagonizaban es romería rezando un rosario a los pies de la Virgen. Este fin de semana ha sido el grupo de hombres que habitualmente se reúnen para la Cerveza Mística los que peregrinaron a la ermita de San Pelayo que custodia una imagen de la Virgen de Fatima los que lo hacían.

Tras participar en la Misa de Santa Cruz de las 19:00 partían a la Ermita llevando a los pies de Maria, Nuestra Madre, sus intenciones personales, familiares y también parroquiales y eclesiales.

No existe una fórmula para hacer una romería, sino que esta arranca del amor, cariño y veneración que los hijos tienen hacia su Madre del cielo. La romería es un acto de piedad personal hacia la Virgen. Se va a Ella para rezarle, a pedirle favores o a darle las gracias por favores recibidos.

La romería tiene también un valor penitencial, para que los romeros cuando  visitan a la Virgen puedan “ofrecerle algo”. Muchas veces la ermita o santuario están situados en peñascos altos y hay que subir por caminos sinuosos

14 mayo, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Nuevos vitrales para San Martín de Dorneda
Nuevos vitrales para San Martín de Dorneda
Nuevos vitrales para San Martín de Dorneda
Nuevos vitrales para San Martín de Dorneda

Hace apenas un mes vivíamos con intensidad la Semana Santa en la que poníamos el énfasis en cuidar “al Dios de las cosas” preparando las celebraciones con todo cuidado, cariño y detalle pues celebrábamos los Misterios más importantes de nuestra Fe.

Ahora, en el ecuador de la Pascua, tras la fiesta del Buen Pastor, volvemos semana a la “rutina diaria” en la que también tenemos que ocuparnos de las “cosas De Dios” y, mas concretamente en el caso que nos ocupa, del templo en el que se congrega nuestra comunidad..

Meses atrás estrenábamos en la fachada del templo de San Martín se Dorneda una vidriera – creación de una artista local- en la que se escenificada la conocida escena de la vida de nuestro Patrón en la que compartía la mitad de su capa con un pobre que le pedía limosna. Martin partió su capa en dos y solo le dio la mitad pues la otra mitad pertenecía al ejército de Roma, abriendo el eterno debate entre la justicia y la Caridad.

Aquel mismo día anunciaba que no sería la única actuación sobre el templo que íbamos a realizar. Hoy, con orgullo y satisfacción, presentamos otras dos vidrieras para otras tantas ventanas del templo. Una de ellas responde a la vida de San Martin. Con ello intentamos representar escenas de la vida del santo de Tours a través de las vidrieras.

La iconografía elegida continua la narración de la escena de la fachada, pues según cuenta la tradición, esa misma noche se apareció Jesús a Martin vestido con la media capa que le había regalado al pobre haciendo realidad aquel pasaje del Evangelio en que Cristo nos dice: “Lo que hacemos a uno de estos,mis humildes hermanos, a mí me lo hacéis”.

El segundo vitral corresponde a una imagen de la Virgen de los Dolores y está situada frente a la Cruz, lugar por excelencia de la Madre de Dolor y Misericordia.

Los vitrales de una iglesia nos narran escenas de la Biblia o las vidas De los Santos sustituyendo las palabras por imágenes.

Desde el punto de vista puramente estético la luz de los vitrales inunda todo el espacio en forma de potentes haces tamizados por los cristales de las vidrieras cuyos rayos coloreados van proyectándose sobre la superficie mural.

En realidad, cabría mucha más luz a través de esos ventanales pero buscamos otra cosa. Perseguimos un efecto sorpresivo y transcendente que trata de elevar a los fieles a una esfera suprasensorial.

La luz funde y transfigura los muros tratando de diluirlos en el reflejo de las vidrieras como si los quisiera convertir en ellas mismas. Las vidrieras de colores son oscuras, con tonos azules, rojos y violáceos que permiten crear en el interior un efecto sobrenatural que varía constantemente de acuerdo a los cambios atmosféricos y del sol.

Esta luz modifica toda la arquitectura y la sustancia material de los muros. Se proyecta sobre ellos y los funde transfigurándolos para diluirse en un reflejo multicolor de vidrieras como si quisieran convertirse en ellas mismas. No se diferencia entre luz transcendente y luz material: todas las manifestaciones de esa luz son reflejo de la divinidad.

14 mayo, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest