Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

12 noviembre, 2018

Bueno, más que una, ¡seiscientos litros! Y es que un año más los alumnos y alumnas del Colegio Cristo Rey han realizado una recogida solidaria a beneficio de Caritas Santa Cruz.

Gracias a este gran esfuerzo, han logrado que en las próximas entregas de comida no faltara este producto básico en la alimentación de todos los hogares.

La implicación de los alumnos de todos los niveles educativos quedó patente pero también la de profesores y demás miembros de la comunidad educativa.

En estas fechas cargadas de buenos sentimientos e ilusión en las que acabamos de celebrar que formamos la gran familia diocesana, su generosidad quedó manifiesta con su participación activa en la organización y desarrollo de un proyecto – uno más- de solidaridad con entidades de carácter social.

12 noviembre, 2018
2 Facebook Twitter Google + Pinterest

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17, 7-10

En aquel tiempo, dijo el Señor: «Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: «En seguida, ven y ponte a la mesa»? ¿No le diréis: «Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú»? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: «Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer.»»
Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

Meditación

Una parábola que se encuentra sólo en el evangelio de San Lucas nos enseña que nuestra vida cristiana se caracteriza ante todo por la actitud de constante servicio. Así con tres preguntas somos invitados a mirar nuestra propia experiencia y confirmar el seguimiento de las huellas del Señor.

Pensemos en las cosas ordinarias que se convierten en nuestros deberes; son tantas cosas que se nos confían y que piden nuestro empeño y dedicación. Nuestra cotidianidad nos pide una vigilancia continua para evitar todo tipo de rutina, monotonía y rigidez. Si no se descubre la novedad de Dios y la inspiración en el día a día de nuestra vida, las jornadas se hacen tan pesadas que van usurpando la paz interior y las buenas relaciones entre nosotros. Afanes, tensiones, desilusiones, estrés, depresión, irritación, cansancios físicos y emocionales, conflictos, entre otros, son “el pan de cada día”. ¿Cuál es el verdadero heroísmo? Vivir la cotidianidad con una fuerza extraordinaria; sí, desde lo más sencillo hasta lo más complejo; pero, sin vanaglorias ni prepotencias. ¿Cómo vives tu cotidianidad? Recordemos que el evangelio nos invita a evitar la tentación de vivir de manera rutinaria o despótica.

Al final del evangelio Jesús presenta la conclusión a la preguntas: “De igual modo vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os mandaron, decid: No somos más que unos pobres siervos; sólo hemos hecho lo que teníamos que hacer.” Ahí está la clave. El servicio es el camino. Como lo hizo María que dijo: “He aquí la sierva del Señor. ¡Hágase en mí según tu palabra!”, como lo hizo San José que, desde el silencio, en la vida cotidiana cuido la familia de Nazaret. Como lo podemos hacer cada uno de nosotros. Ser servidores unos de otros cambiando la lógica que muchas veces nos presenta el mundo. No es detenernos para ser servidos como señores, sino para ser servidores como hermanos. Nos lo ha enseñado el Señor que vino a dar su vida en rescate por muchos. Servir a Dios desde el trabajo, servir a Dios desde la familia, servir a Dios desde nuestros compromisos cívicos. Servir viviendo inspirado por Dios, buscando hacer su voluntad.

Al respecto nos dice el Papa Francisco: “en la vida debemos luchar tanto contra las tentaciones que tratan de alejarnos de la actitud de servicio. La pereza lleva a la comodidad: servicio a la mitad; y el adueñarnos de la situación, y de siervo convertirse en patrón, que lleva a la soberbia, al orgullo, a tratar mal a la gente, a sentirse importantes ‘porque soy cristiano, tengo la salvación, y tantas cosas así’. Que el Señor nos dé estas dos gracias grandes: la humildad en el servicio, a fin de que podamos decir: ‘Somos siervos inútiles – pero siervos – hasta el final; y la esperanza en espera de la manifestación, cuando el Señor venga a encontrarnos”

12 noviembre, 2018
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

El doce de noviembre del pasado año nuestro párroco D. Manuel García Calviño fue llamado a la Casa del padre.

Durante los cincuenta y siete años estuvo al frente de la parroquia que fue su único destino -siempre bromeaba diciendo que lo habían mandado de manera provisional- se dedicó sin descanso y con absoluta entrega a hacer el bien a los más necesitados poniendo en marcha un colegio para para menores vulnerables en situación de desamparo.

Su predicación tanto con su palabra como con su vida, cautivó durante toda su trayectoria sacerdotal a una multitud de fieles que llenaban la iglesia para escucharle con asiduidad y ser partícipes de su reconocido y valioso estilo pastoral en las celebraciones que animaba y presidía.

Atento a las necesidades de sus fieles construiría una guardería cuando en el pueblo carecía de ella, un templo nuevo más cerca del núcleo urbano que se convertiría en referente de la arquitectura del s. XX, la casa rectoral y muchas más obras que guardan su memoria

El funeral de aniversario por su eterna memoria tendrá lugar hoy lunes, 12 de noviembre, a las 17:00horas en la Iglesia nueva de Santa Cruz. Invitamos a todos los feligreses y a tantos que fueron partícipes de su ingente labor, a participar en la celebración y a elevar por el una plegaria al Señor

12 noviembre, 2018
2 Facebook Twitter Google + Pinterest