Inicio Eucaristía

Eucaristía

La Sagrada Eucaristía culmina la iniciación cristiana. Los que han sido elevados a la dignidad del sacerdocio real por el Bautismo y configurados más profundamente con Cristo por la Confirmación, participan por medio de la Eucaristía con toda la comunidad en el sacrificio mismo del Señor.

¿Qué es la Primera Comunión?

Es la primera vez que una persona participa del sacramento de la Eucaristía: recibe el Cuerpo y Sangre de Jesucristo. La primera comunión tiene lugar generalmente a partir de los 8 años, sin embargo, se puede recibir con cualquier edad siempre que el fiel esté bautizado. Forma parte de los tres sacramentos llamados de la “iniciación cristiana ”(bautismo, eucaristía y confirmación)

¿Qué se necesita para recibir la Primera Comunión?

– El niño tiene que estar bautizado
– Ha de prepararse para este sacramento acudiendo a dos cursos de catequesis, en el que le enseñarán los principales preceptos de la Iglesia Católica
– Antes de recibir el Cuerpo de Cristo, el niño tiene que confesar sus pecados ante un sacerdote)

¿Con qué edad se puede recibir la Primera Comunión?

En España se suele recibir a los 9 años. La Iglesia Católica recomienda que los niños comiencen a prepararse cuando tengan un conocimiento suficiente, es decir, cuando tengan uso de razón (normalmente a los 7 años). Despues de recibir una preparación cuidadosa, (la cual viene a durar 2 años) de manera que entiendan el misterio de Cristo según su capacidad y puedan recibir el cuerpo del Señor con fe y devoción.

¿Qué requisitos se necesitan para hacer la Primer la Comunión?

Primeramente es necesario estar bautizado. De no ser así se incluirá, en diálogo con el párroco, un plan especial de formación que le ayude a comprender también este sacramento y todo lo que implica. Haber recibido la instrucción religiosa suficiente que capacite al niño para comprender el significado de la Eucaristía en su vida personal y comunitaria.

¿Para qué se recibe la Primera Comunión?

Comulgar por primera vez supone integrar al niño en la vida cristiana adulta. Coincide con un cambio de etapa en su proceso de maduración humana. El niño ya va siendo consciente de sí mismo y empieza a desarrollar un cierto sentido crítico. Aún necesita de la presencia continua de los padres, pero ya es capaz de ir tomando algunas decisiones por sí mismo. Hasta ahora los padres han podido traer a su hijo a la Iglesia sin que él comprenda muy bien lo que significa la Eucaristía. La Primera Comunión le prepara para participar ¡activamente! en ella, celebrándola todos los domingos e integrándose en algún grupo o movimiento parroquial que le ayude a vivir la fe con alegría e ilusión.

¿Por qué es necesario recibirla?

La Eucaristía tiene su origen en la Última Cena que Jesús celebró con sus discípulos. En la misma, Jesús pronunció una oración de acción de gracias, partió el pan, y lo dió a comer a sus discípulos junto con el vino, diciendo que ese pan era su propio cuerpo, y el vino su propia sangre. Y les encargó que cada vez que repitieran este gesto lo hicieran en memoria de El, porque El se hace presente en el Pan y el Vino así consagrados. Hasta el siglo IV, aproximadamente, la Eucaristía se recibía por primera vez cuando el adulto era bautizado. Luego, por diversos motivos se fue distanciando un sacramento del otro. Actualmente se pretende que forme parte de todo el proceso de iniciación a la fe cristiana y sea una ocasión para que la familia, principal agente educador del niño, revise y actualice su compromiso cristiano.

¿Dónde recibirla?

Lo normal es que la haga en la parroquia a la que pertenece porque es en ella dónde el cristiano nace a la fe, se educa en ella y la vive. Algunos padres prefieren llevarle al colegio porque resulta más cómodo o simplemente porque allí tiene El Niño sus amigos. En algunos casos es posible que la haga allí, pero siempre y cuando se comprometan a acercarlo poco a poco a la comunidad parroquial, que es el lugar apropiado para celebrar la fe durante toda la vida. A fin de cuentas el colegio, siendo fundamental para el crecimiento de la persona, tan sólo ocupa unos años de su vida.

Documentación

Es necesario:
– Partida de Bautismo
– Certificado de haber asistido a los dos cursos de preparación
– En caso de pertenecer a otra parroquia, permiso expreso del párroco de origen

Templos para la celebración

– Iglesia nueva de Santa Cruz
– Santa Eulalia de Lians
– San Pelayo de Montrove

Fecha

Como norma habitual, las comuniones serán celebraciones comunitarias. La celebración debe adquirir un tono festivo que implique en ella a toda la comunidad que acoge a los nuevos invitados a la Mes del Señor. Que sea comunitaria no significa que sea multitudinaria. Se cuidará une los grupos no sean demasiado numerosos para que no se pierda la individualidad y la celebración sea ordenada. A la espera de la reunión con los padres se han dispuesto las siguientes fechas
– 2 de Junio 2018 ( Sábado): Santa Eulalia de Liáns
– 3 de junio 2018 ( Domingo): Iglesia nueva de Santa Cruz
– 9 de junio de 2018 ( Sabado): Iglesia nueva de Santa Cruz
– 10 de junio de 2018 ( Domingo): Santa Eulalia de Liáns
Es posible que estas fechas no encajen para todos los casos y que, por determinadas circunstancias, sea necesario escoger otra fecha. Para esos casos particulares es necesario dirigirse al Despacho parroquial y plantear cada situación.