Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

9 enero, 2022

“El tiempo es un tesoro que se va, que se escapa, que discurre por nuestras manos como el agua por las peñas altas. Ayer pasó, y el hoy está pasando. Mañana será pronto otro ayer. La duración de una vida es muy corta. Pero, ¡cuánto puede realizarse en este pequeño espacio, por amor de Dios!” escribió en Cristo que pasa San Josemaría.

Acabamos de comenzar un nuevo año y como le gustaba repetir al santo deBarbastro “Año nuevo, lucha nueva” pues nuestro destino en la tierra es luchar, por amor, hasta el último suspiro. Y en esa luchas tenemos que contar con Dios para vencer.

Los retiros espirituales han sido durante varios siglos un medio excelente para renovar profundamente las vidas de muchos hombres y mujeres que buscaban a Dios. Siguen siendo un taller de conversión y de decisiones profundas, de entrega a la santidad y a las tareas apostólicas.

En la parroquia estamos convencidos y que siguen teniendo una fuerza como pocos otros medios para nuestro crecimiento interior y por eso cada mes invitamos a participar en el retiro.

Meditaciones, lectura espiritual, examen de conciencia, silencio, oración personal y la bendición del Santísimo son diferentes momentos de ese tiempo de recogimiento.

Es una buena forma de comenzar “espiritualmente” el año. Te esperamos.

Lugar: Iglesia nueva de Santa Cruz
Día: Miércoles
Hora: 19:45 hh.

9 enero, 2022
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Con el Bautismo del Señor se concluye el tiempo de Navidad y la Iglesia nos invita a mirar la humildad de Jesús que se convierte en una epifanía (manifestación) de la Santísima Trinidad.

“Juan está bautizando, y Cristo se acerca; tal vez para santificar al mismo por quien va a ser bautizado; y sin duda para sepultar en las aguas a todo el viejo Adán, santificando el Jordán antes de nosotros y por nuestra causa; y así, el Señor, que era espíritu y carne, nos consagra mediante el Espíritu y el agua”, manifestó san Gregorio Nacianceno en uno de sus sermones.
“También el Espíritu da testimonio de la divinidad, acudiendo en favor de quien es su semejante; y la voz desciende del cielo, pues del cielo procede precisamente Aquel de quien se daba testimonio”, añadió el santo.

9 enero, 2022
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Cada seis de enero la iglesia celebra la Solemnidad de los Reyes Magos o Epifanía del Señor. Se le llama así porque recordamos la “manifestación” del Salvador, el Mesías esperado, que ha nacido para traer a todos las gentes la salvación y que se revela todos los pueblos representados en los sabios de Oriente.

San León Magno al describir este encuentro decia que los Magos representan a toda la humanidad, que desde aquel momento recibió la llamada a la Salvación precisamente a través de ese pequeño Niño. Ellos anuncian esa gran convocación que será la Iglesia, Pueblo de Dios

Se pusieron en camino guiados por una estrella hasta llegar a Belén, donde estaba el Niño Dios, para ofrecerle oro, incienso y Mirra. Tras un largo camino, no exento de dificultades y pruebas, encuentran a Aquel que transforma las tinieblas en luz, lo escabroso en llano, a Aquel que es la salvación del mundo y que nos ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz

Hoy nosotros no seguimos a una estrella sino al mismo Cristo y, como los Magos, estamos llamados a dejarnos siempre fascinar, atraer, guiar, iluminar y convertir por el Dios hecho Hombre. El Papa Francisco nos recuerda que “Jesús es luz que ilumina a cada hombre, luz que hay que acoger en la fe y luz que hay que llevar a los demás en la caridad, en el testimonio, en el anuncio del Evangelio.

Recibimos y hacemos regalos pero no debemos quedarnos ahí.
En esta fiesta redescubrimos la adoración como ha de ser para nosotros una exigencia de fe. Si sabemos arrodillarnos ante Jesús, venceremos la tentación de ir cada uno por nuestro camino. Adorar es poner al Señor en el centro; es poner cada cosa en su lugar, dejando el primer puesto a Dios.

9 enero, 2022
0 Facebook Twitter Google + Pinterest