Inicio Noticias
Categoría

Noticias

Este mes misionero extraordinario recemos para que el Espíritu Santo suscite una nueva primavera misionera en la Iglesia.

El Papa Francisco nos recuerda:

“Hoy, es necesario un nuevo impulso en la actividad misionera de la Iglesia para afrontar el desafío de anunciar a Jesús muerto y resucitado.
Llegar a las periferias, a los ambientes humanos, culturales y religiosos todavía ajenos al Evangelio: en esto consiste lo que llamamos missio ad gentes.
Y recordar que el corazón de la misión de la Iglesia es la oración.
Este mes misionero extraordinario recemos para que el Espíritu Santo suscite una nueva primavera misionera para todos los bautizados y enviados por la Iglesia de Cristo”

 

2 octubre, 2019
2 Facebook Twitter Google + Pinterest

Una manera de explicar la importancia del cuidado de los océanos es usar un par de ejemplos sencillos pero impactantes: una persona de cada dos vive gracias a ellos. Y de cada dos respiraciónes que hacemos una es gracias a los océanos. Cuidémoslos. Su muerte es la muerte de todo lo que está vivo en la tierra, incluyéndonos a nosotros. “Los océanos contienen la mayor parte del agua del planeta y también la mayor variedad de seres vivientes, muchos de ellos amenazados por diversas causas. La Creación es un proyecto del amor de Dios hacia toda la humanidad. Nuestra solidaridad con la “casa común” nace de nuestra fe. Recemos este mes para que los políticos, los científicos, los economistas trabajen juntos por la protección de los mares y de los océanos.” El Video del Papa difunde cada mes las intenciones de oración del Santo Padre por los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia. Por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) https://www.popesprayer.va/es/ Si quieres ver más videos sobre las intenciones del Papa los encontrarás en http://www.elvideodelpapa.org/ Con la colaboración de Vatican Media: http://www.vaticannews.va/es.html/ Codirigido por Yann Arthus-Bertrand y Michael Pitiot.

 

31 agosto, 2019
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

Los sábados por la noche son para salir. Los garitos y bares de todas las ciudades de nuestro entorno y probablemente de todas las ciudades se llenan de gente para salir a disfrutar y tomarse algo o unas cuantas. Pero en las puertas de la Nuestra parroquia, un sábado al mes, se reúne un grupo de jóvenes. Y salen a rezar, no a tomar copas -que una cosa no quita la otra-.

Es una iniciativa fenomenal e inesperada de parte, no de un sacerdote sino de los mismos jóvenes, que quieren compartir una oración y un tiempo con Jesús . Es un gesto de acogida, de apertura muy fuerte y muy bonito.

Podrían estar haciendo cualquier otra cosa. Ser igual de católicos. se respira alegría, juventud…. buen rollo. Y dentro, serenidad, respeto, oración… Y un montón de jóvenes pasando un rato con Dios. Al término siempre toman algo juntos y salen a divertirse pues no está reñida una cosa con la otra.

¡Animaos!

Día: Sábado 23 de febrero
Hora: 19.30 hh.
Lugar: Iglesia nueva de Santa Cruz

23 febrero, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Mensaje de Pascua de Resurrección a todos los diocesanos y a quienes nos visitan en estos días

Muchas veces oímos decir: “más contento que unas pascuas”. No es para menos. En la Pascua Florida celebramos la Resurrección del Señor. Es una buena noticia que muchos encuentren a Cristo como Pablo, en el camino de Damasco, y puedan decir: “Para mí la vida es Cristo y la muerte una ganancia” (Fil 1,21). Los cristianos han de sentirse animados a anunciar a Cristo, fuente de verdadera alegría, siendo testigos del amor de Dios: “En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis los unos a los otros” (Jn 13,35). “Cada domingo Cristo resucitado nos convoca de nuevo como en el Cenáculo, donde al atardecer del día primero de la semana se presentó a los suyos para exhalar sobre ellos el don vivificante del Espíritu e iniciarlos en la gran aventura de la Evangelización”, escribía san Juan Pablo II.

La resurrección de Cristo no es algo del pasado, es una fuerza viva que ha penetrado el mundo. “Donde parece que todo ha muerto, por todas partes vuelven a aparecer los brotes de la resurrección. Es una fuerza imparable. Verdad que muchas veces parece que Dios no existiera: vemos injusticias, maldades, indiferencias y crueldades que no ceden. Pero también es cierto que en medio de la oscuridad  siempre comienza a brotar algo nuevo, que tarde o temprano produce un fruto… Los valores tienden siempre a reaparecer de nuevas maneras, y de hecho el ser humano ha renacido muchas veces de lo que parecía irreversible. Esa es la fuerza de la resurrección y cada evangelizador  es un instrumento de ese dinamismo” (EG 276), escribe el papa Francisco.

¡No sepultemos el Evangelio de la Resurrección debajo de tantas excusas! ¡Anunciémoslo a todos! Es la misión que se nos encomienda en la Pascua. Ni la tristeza, ni la amargura, ni mucho menos la desesperanza tienen nada que ver con Cristo resucitado y con quien le sigue.

A todos os deseo cordialmente la alegría incontenible del encuentro con el Señor resucitado. ¡Feliz Pascua de Resurrección del Señor!

+ Julián Barrio Barrio,
Arzobispo de Santiago de Compostela

 

1 abril, 2018
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Mirarnos en la persona discapacitada

 Queridos diocesanos:

 El día 3 de diciembre tenemos presentes de manera especial en nuestra Iglesia diocesana a las personas discapacitadas, siendo conscientes de que éstas son sujetos protagonistas de la pastoral con pleno derecho.

4 diciembre, 2017
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

El próximo domingo día 12 de noviembre será el Día de la Iglesia Diocesana y las colectas servirán para atender los distintos servicios que se prestan a la sociedad

“Es motivo de alegría vivir nuestra fe en esta diócesis de Santiago de Compostela, una gran familia a la que faltaría alguien si tú no estás. Sin tu colaboración pastoral y económica la familia diocesana no es lo mismo”. Así se expresa el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, en una Carta Pastoral con motivo del Día de la Iglesia Diocesana. Este acontecimiento se celebrará este próximo domingo día 12 de noviembre, bajo el lema “Somos una gran familia”. Como en años anteriores, este próximo domingo, los diocesanos de Santiago de Compostela volverán a tener la oportunidad de seguir contribuyendo con sus aportaciones al sostenimiento de su Iglesia particular. Es una jornada dedicada no sólo a la contribución económica, sino a la reflexión sobre la implicación de todos en el servicio que presta la Iglesia a la sociedad.

En su Carta Pastoral, el arzobispo compostelano recuerda que “los sacerdotes, los miembros de la Vida Consagrada y los laicos, formamos un gran familia para construir y edificar todos el Reino de Dios y trabajar por el bien de la diócesis, sintiéndonos afectados por el dolor del que sufre, y alegrándonos con quien es elogiado”.

Haciendo alusión al lema de este año, monseñor Barrio indica que “la diócesis ha de sentirse como una gran familia en la que nadie sobra y todos somos necesarios, viviendo como comunidad de fe, esperanza y caridad”. Por todo ello, indica el arzobispo “os agradezco vuestra responsabilidad y generosidad tantas veces demostradas”.

Desde hace un año, la Conferencia Episcopal Española (CEE) dispone de un portal de donativos para la Iglesia católica en España www.donoamiiglesia.es. Este portal supone un nuevo camino al alcance de los católicos y de todos los que confían en la acción de la Iglesia para hacerle llegar sus donativos. En la actualidad la Iglesia sólo recibe para cumplir sus misión lo que los fieles y las personas que desean apoyar le hacen llegar, bien directamente, a través de colectas periódicas, o bien a través de la X en la Declaración de la Renta. Con este nuevo cauce se pretende facilitar la posibilidad de donar a la Iglesia a través de las tecnologías y de los nuevos dispositivos de comunicación.

Este portal, ya disponible, permite donar a la Iglesia una sola cantidad o bien, a través de cuotas periódicas, las cantidades que disponga el donante.  Esos donativos se pueden hacer llegar, con un sencillo procedimiento, a cada una de las 23.000 parroquias que existen en España, a las diócesis o bien directamente a la Conferencia Episcopal.  El portal permite también dejar legados a cualquier parroquia, diócesis o a la CEE, y está vinculado al otro portal dedicado al sostenimiento de la Iglesia católica en España www.portantos.es.

 

6 noviembre, 2017
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

En el año 2014, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, publicaba un interesante artículo sobre la Solemnidad de Todos los Santos y la importada moda del llamado Halloween. Por su interés, y su actualidad, reproducimos dicho artículo publicado en “El Correo Gallego”:

HALLOWEEN, “VÍSPERA DE TODOS LOS SANTOS”

Una de las fiestas más hermosas en el calendario litúrgico de la Iglesia es la Fiesta de Todos los Santos, pudiendo manifestar: “Creo en la comunión de los santos”. En esta fecha hemos de sentirnos cercanos a todos los santos que antes de nosotros han creído lo que nosotros creemos, han esperado lo que nosotros esperamos y han sufrido lo que nosotros sufrimos. No nos une ya a ellos la fe y la esperanza, nos une la caridad como amor a Dios y a los hombres. Ellos han estado en la misma órbita de nuestros cansados itinerarios de la vida de cada día, dedicándose a las mismas ocupaciones ordinarias y teniendo sobre sus cabezas no  aureolas sino nuestros mismos problemas, dificultades y preocupaciones. La santidad es un “negocio” que nos toca de cerca, es un compromiso asumido en el bautismo. Leon Bloy afirmaba que “existe una sola tristeza en el mundo, la de no ser santos”. Y a nosotros que normalmente estamos desprovistos de ese capital espiritual que es la alegría, nos molesta una afirmación como ésta.

La fiesta de Todos los Santos afronta el riesgo de verse diluida por el Halloween, palabra  que significa “víspera de todos los santos”. Esta tiene su origen en la tradición celta, que con la expansión del cristianismo en Europa, adquirió un sentido religioso. Como sabemos entre los celtas habitaban los druidas, sacerdotes paganos adoradores de los árboles, especialmente del roble. Ellos creían en la inmortalidad del alma, la cual decían, se reencarnaba en otro individuo al abandonar el cuerpo, volviendo cada 31 de octubre a su antiguo hogar a pedir comida a sus moradores quienes se veían obligados a proveer esta demanda.

Es conocido que el año céltico concluía en esa fecha coincidente con la estación otoñal, caracterizada entre otros aspectos por la caída de las hojas de los árboles. Para los celtas significaba el fin de la muerte o el comienzo de una nueva vida. Esta enseñanza se propagó a través de los años junto con la adoración a su dios, el “señor de la muerte” o “Samagin”, a quien en este mismo día invocaban para consultarle sobre el futuro, la salud, la prosperidad y la muerte.

En la cristianización del pueblo celta pervivieron algunas reminiscencias de costumbres paganas, al coincidir cronológicamente la fiesta pagana con la cristiana de Todos los Santos y de los difuntos. La memoria de los santos y la oración por los difuntos se vieron entreveradas por el miedo ante las antiguas supersticiones sobre la muerte.

La fiesta de Halloween, ya parte del folclore popular,  ha ido añadiendo elementos paganos, como las brujas, fantasmas, vampiros, calabazas, momias y monstruos de toda especie, para causar susto y terror, perdiendo el sentido espiritual primigenio y ahogando la alegría cristiana en el pánico a  la muerte tal vez para que nos olvidemos de vivir.

En la solemnidad de Todos los Santos y en la celebración de los Difuntos la Iglesia invita a tomar conciencia de nuestra vocación a la santidad, a percibir “las brisa de los cementerios” como decía Theillard de Chardin, a recordar a los familiares difuntos y a rezar por ellos. Y en los hogares es una oportunidad para hablar del don de la vida y del verdadero sentido de la muerte.

+ Julián Barrio Barrio,
Arzobispo de Santiago de Compostela.

1 noviembre, 2017
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
  • El arzobispo participará mañana en los actos convocados por Cáritas para la Jornada Mundial por el Trabajo Decente
  • Exposición y vigilia de oración en la Iglesia de las Ánimas

Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela se suma a la Jornada Mundial por el Trabajo Decente con un acto solidario que tendrá lugar mañana viernes, día 6 de octubre, en las instalaciones de la compostelana Iglesia de las Ánimas. De este modo se apoya la iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente”, rubricada por Cáritas, CONFER, HOAC, Justicia y Paz, JEC y JOC, y con la que  estas organizaciones urgen a poner fin a la lacra de la precariedad que caracteriza el actual mercado laboral. En una Carta Pastoral monseñor Julián Barrio, arzobispo de Santiago, afirma que “nadie duda de que el auténtico camino para la inclusión social es el trabajo dignamente remunerado”. El arzobispo reclama, además, que “para el buen funcionamiento de la sociedad es prioritaria la promoción de un trabajo digno para todos”. “La carencia de trabajo”, asegura, “genera pobreza y disgregación social”.

Con una exposición en el atrio de la Iglesia de las Ánimas de Santiago a partir de las 18:30 horas, se iniciarán los actos previstos para este viernes, día 6 de octubre. En esta muestra pública se presentarán las iniciativas que se llevan a cabo con la campaña Iglesia por el Trabajo Decente. Seguidamente se hará un reparto de pulseras con las que se pretende que las personas defiendan el trabajo, y se dará lectura al Manifiesto de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Un documento en que se señala que un trabajo decente “garantiza un salario mínimo vital”.

Vigilia de Oración

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidirá una Vigilia de Oración en la Iglesia de las Ánimas a partir de las 19:00 horas. El prelado insiste en que “nadie duda de que el auténtico camino para la inclusión social es el trabajo dignamente remunerado”, y que es responsabilidad de la comunidad cristiana “acompañar a las personas que no tienen un trabajo”. Monseñor Julián Barrio insiste en que “es urgente responder a las necesidades de quienes buscan un empleo digno y oportunidades para salir de la pobreza y evitar la marginación y la explotación”.

7 octubre, 2017
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
  • Los actos previos al Domund se abrieron ayer con la inauguración de una exposición y culminarán con el pregón de Luz Casal en la catedral

En su carta pastoral dedicada al Día del Domund, el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, anima a todos los diocesanos a “manifestar nuestro agradecimiento a todos los misioneros y misioneras, y a todas las personas que les acompañan en el compromiso de anunciar el Evangelio, asegurándoles nuestra oración, ayudando económicamente según nuestras posibilidades y apoyando las vocaciones misioneras”. El Domund se celebrará el próximo domingo día 22 de octubre y desde ayer, con la inauguración de la exposición “El Domund, al descubierto”, en el Pazo de Fonseca, dieron comienzo las distintas actividades que se desarrollarán en las cinco diócesis gallegas. En su carta pastoral, monseñor Barrio recuerda que “el papa Francisco sacude  nuestra soñolencia en la vida cristiana diciéndonos de manera incisiva que no nos dejemos robar el entusiasmo misionero, la alegría evangelizadora, el ideal del amor y la fuerza misionera, equipaje que debemos llevar en nuestra alforja a la hora de ir al encuentro de los demás en las distintas periferias en que puedan encontrarse”.

“Anunciar a Jesucristo”, indica monseñor Barrio, “exige compromisos de justicia, de caridad fraterna, de ofrecimiento a Dios Padre y de servicio a los hermanos”. La Archidiócesis de Santiago de Compostela cuenta con 118 misioneros y misioneras, del total de 356 que las diócesis de Galicia aportan a la evangelización y promoción del hombre en distintos países. El 64% de esa cifra global son mujeres y de los misioneros y misioneras gallegos, un 75% está realizando sus tareas en América.

El año pasado, en la campaña del Domund en Galicia se recaudaron 962.528,59 euros. Desde ayer y a lo largo de casi dos semanas, se celebrarán en todas las diócesis gallegas actos culturales y encuentros. La cantante Luz Casal pronunciará el día 11 de octubre, en la Catedral de Santiago, el pregón del Domund.

7 octubre, 2017
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Querido hermano sacerdote:

Hoy, a la salida de Misa, me han preguntado varias veces por la declaración de los 300 sacerdotes a favor del referéndum en Cataluña. Pensando en ellos y en nuestro pueblo, te quería hacer algunas reflexiones:

La unidad de España es una realidad política. Para muchos es, además, una alegría porque aman su patria. La unidad de España fue definida, en tiempos del cardenal Rouco, como un bien moral por la Conferencia Episcopal Española, aunque eso, claro está, no es magisterio infalible de la Iglesia.

La constitución española, que regula la convocatoria de un referéndum, fue aprobada el 21 de julio de 1978 en el parlamento y ratificada en referéndum por el 87,78% de los votantes sobre una base de 58,97% de la población total.

A lo mejor tú, que apoyas el referéndum en Cataluña, piensas que no hay que obedecer la Constitución. No todas las leyes obligan igual, las leyes injustas no obligan en conciencia. Es el caso de leyes como la del aborto, las de la ideología de genero, etc.

Lo que yo me pregunto, hermano sacerdote, lo que quisiera hacerte pensar, es cuál debe ser nuestro lugar como pastores en todo esto. El sacerdote, como dice la carta a los hebreos, es “constituido en favor de los hombres en lo que se refiere a Dios, para ofrecer dones y sacrificios por los pecados”. Es decir, somos de Dios, somos para Él en favor de todos los hombres, puesto que Él “quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”.

A lo mejor tú crees que Cataluña debe elegir separarse del resto de España porque no es España y que debiera hacerlo aunque no quieran el resto de los españoles. A lo mejor lo crees pero, cuando lo dices, cuando, como sacerdote, te posicionas de esta manera, estás rechazando a la mitad de los catalanes. ¿Cómo se van a confesar contigo cuando termine todo la mitad que no piensa como tú? Cuando celebras misa en catalán aún sabiendo que hay gente que no lo entiende y que todos entienden el español estás rechazando a los no catalanohablantes. ¿ Como vendrán a ti cuando necesiten ayuda si ya les has demostrado que te importa más el idioma de las personas?

Perdóname, hermano sacerdote, pero a mí me suena a idolatría. A colocar las ideologías, los sentimientos nacionales, por encima del amor de Dios y del bien de las almas. A lo mejor me equivoco, perdóname si es así. Solo busco el bien de las personas que me han sido confiados, la gloria de Dios y el bien de la Iglesia que es mi Madre.

Ruego compartan esta carta, sobre todo a los sacerdotes y amigos religiosos que tenéis.

Pedro Angel Garcia. (Fraile Franciscano – Madrid)

30 septiembre, 2017
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Entradas más actuales