Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

7 septiembre, 2020

Se consideran obras de conservación aquellas que deben realizarse para mantener el correcto estado y la funcionalidad ordinaria de las cosas comunes del edificio, evitando que sufran deterioro o se pierdan. Mantener, en general, significa conservar y también mejorar las prestaciones originales de un elemento, instalación o edificio a lo largo del tiempo.

Hemos de reconocer que la mayor parte de los usuarios no somos conscientes, en ocasiones, de que cualquier inmueble se deteriora con el uso y envejece por el paso de los años. No estamos suficientemente sensibilizados de que los edificios que acogen nuestras celebraciones necesitan una serie de atenciones periódicas para que puedan darnos, de forma continuada, las prestaciones que esperamos de ellos.

Gracias a Dios procuramos que éste no sea nuestro caso y por eso, como dicen algunos, estamos siempre en obras. Cada año, cerramos los templo por una semana para acometer tareas de conservación, restauración o incorporación de nuevos elementos artísticos o tecnológicos.

En esta ocasión le ha tocado a Santa Eulalia de Liáns y aprovechando el menor número de celebraciones que por culpa de la pandemia tienen lugar en este mes, hemos adelantado las tareas de mantenimiento que habitualmente hacemos en el invierno para hacer “los retoques” necesarios:

• Para conservar el propio patrimonio que, en la mayoría de las ocasiones, tanto ha costado crear.

• Para evitar las molestias que generan las averías en las instalaciones, las paradas de los servicios, las obras imprevistas de reparación.

• Por economía. Si no se acomete el mantenimiento preventivo adecuado, cuando llegue la inevitable avería, no habrá forma aceptable de soportar el gasto

Si por un lado, como ya se ha publicado en la página web de la parroquia, se han restaurado algunas imágenes, ahora hemos realizado pequeñas intervenciones sobre él:

⁃ Renovación y reposición de luminarias
⁃ Limpieza general del templo.
⁃ Sistema para impedir que entren aves el e templo
⁃ Arreglos de carpintería
⁃ Vaciado el templo para aplicar un tratamiento al suelo .

Cuando se acometió la obra de restauración del templo, al ser toda la superficie de la nave un gran “osario” lleno de enterramientos se optó por dotarlo de un suelo de madera siendo la intervención menos agresiva con las características del edificio.

Al encontrarse en un entorno arbolado que con frecuencia impide la incidencia directa del sol, con la consiguiente humedad que conlleva, se optó por una tarima o un suelo en madera de ipe conseguiendo así la apariencia natural que solo aporta la madera, una gran resistencia, superior a la muchas otras maderas, y una menor necesidad de mantenimiento.

Esta madera tropical, procedente de Sur América y también conocida como Nogal de Brasil, es sorprendentemente resistente a la humedad, hongos, golpes y a toda clases de inclemencias del tiempo, es sin lugar a dudas una inversión para toda la vida. Pero requiere para su conservación y durabilidad un tratamiento oleoso que se debe aplicar con frecuencia pues los barnices no permitirían “respirar” la madera provocando hinchazón y su posterior podredumbre. De ahí que cada año lo apliquemos varias veces. La elección de este material para Liáns se basó en:

• Gran resistencia natural a insectos y hongos. Estos representan una de los principales razones por los que la madera con el tiempo se deteriora de manera natural.

• No se pudre fácilmente.

• Su densidad y resistencia natural la hacen ideal para zonas de alto tráfico de personas, es decir, tiene mucha resistencia al desgaste.

• No se araña y no produce astillas fácilmente. Esto no quiere decir que si recibe golpes no se arañe o se astille, si no que lo soporta mejor que otras maderas.

• Madera muy estable dimensionalmente. Es decir, con el tiempo no se deforma.

• En caso de deterioro o rotura, pocos materiales son más fáciles de sustituir o reparar.

 

7 septiembre, 2020
3 Facebook Twitter Google + Pinterest