Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

31 diciembre, 2019

La entrevista con José Carlos Alonso a partir del minuto 39

El sacerdote José Carlos Alonso reivindica la Navidad como un tiempo de reflexión y de acercamiento a a un Dios “que se hizo hombre para que los hombres se hicieran dioses”.

Indica que en medio de los festejos y el carácter consumista de estas fechas, hay que darse cuenta que “tenemos los centros comerciales llenos de gente pero Jesús está en nuestros corazones”.

En este sentido aconseja que “tenemos que apagar el ruido y fijarnos en el silencio del amor de Dios con nosotros”. Recuerda que “Al lado de Belén estaba Jerusalén, leno de ruido, de cosas y de gente pero Jesús nació en los alrededores, en el silencio del amor de una madre”.

El Belén

El padre Alonso insiste en su mensaje:”La verdadera Navid está en el corazón de los hombres”. Y alude a uno de las mensajes del Papa Francisco que aconseja “mirar para el Belén que hay en muchas casas y fijarnos en los detalles”.

Así podremos ver, por ejemplo, “la estrella que guía nuestra fe”. En una entrevista en el programa “Na Encrucillada”, José Carlos Alonso también se refirió al papel impagable de Cáritas “que mira a la gente con otros ojos. Y lleva algo más que comida, el calor de la acogida y de la presencia.

 

Fuente: www.adiantegalicia.es

31 diciembre, 2019
2 Facebook Twitter Google + Pinterest

Nació en Roma. Sucedió como obispo a San Malquíades, cargo que ocupó durante 21 años .
Fue el primer papa que no murió mártir en el año 335.
Desde el año 314 permaneció en el cargo hasta el año 335.
Dirigió la Iglesia durante muchos años, en los que el emperador Constantino Augusto, construyó basílicas y en el Concilio de Nicea aclaró a Cristo como Hijo de Dios.
Su cuerpo fue enterrado en Roma en el cementerio de Priscila.
Tuvo una gran relación con el emperador y gracias a él pudo construir una gran basílica en honor a San Pedro en la Colina Vaticana.
También, la dedicada a San Pablo en la Via Ostiense y la de San Juan.
Donaría su mismo palacio lateranense que desde entonces y por varios siglos fue la residencia de los papas. ( Palacio de Letrán ).
Tuvo que organizar la vida eclesiástica y combatir el cisma dinatista y la herejía arriana.
Se cree que bautizó a Constantino.
Construyó varios templos sobre las tumbas de los mártires
Contribuyó al desarrollo de la liturgia de la Iglesia.
Se redactó el primer martirologio de los mártires romanos.
Se le relaciona con la Iglesia romana de canto
Constantino fue el primer emperador que se hizo cristiano.
Si pontificado transcurrió todo en medio de una gran tranquilidad y completa libertad para la Iglesia.

31 diciembre, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Comienzo del santo evangelio según san Juan 1,1-18
En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió. Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios. Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Éste es de quien dije: «El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo.»» Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la Ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha contado.
Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús
Meditación
Llegamos al último día del año, una jornada marcada especialmente por el agradecimiento del año vivido y la confianza que crece con el año nuevo. Tanto el balance como los buenos propósitos deben ayudarnos a vivir esta jornada, lejos de agüeros, supersticiones y falsas creencias que no solo desdicen de la fe cristiana sino que también nos hacen evadir de la responsabilidad de la buena administración del tiempo y los asuntos que se nos confían.
Decir que este día es una ocasión propicia para hacer nuestro balance 2019 nos ayuda a revisar, sin nostalgias ni pesimismos, lo que hemos vivido; en el camino que hemos recorrido encontramos aciertos y desaciertos, avances y retrocesos, logros alcanzados y tareas pendientes. Vemos con una mirada humilde cómo fueron vividas las prioridades. Pasan por el lente nuestra relación con Dios y el sano cultivo de la fe y la confianza en Él, examinamos el cuidado que tuvimos de nosotros mismos en la búsqueda correcta de la satisfacción de las necesidades físicas, mentales, emocionales, espirituales: ¿Cuánto crecimos en este año? Nos detenemos para contemplar el don de la familia; miramos las relaciones de casa como esposos, padres, hijos, hermanos para saber cuáles han sido nuestros depósitos para custodiar, fortalecer y madurar nuestros lazos afectivos. Nos detenemos en el trabajo realizado, en aquellos asuntos de los que hemos sido responsables. Si nos detenemos a hacer este balance confirmamos, como en la parábola de los talentos, que el Señor nos confía el tiempo y la existencia para salir al encuentro del prójimo. Entonces, brotan la gratitud y la súplica humilde del perdón junto al planteamiento de verdaderos y nobles propósitos para el año nuevo.
Esto nos hace responsables abriéndonos a lo nuevo con una mentalidad renovada no adormecida por “bonitas intenciones” sino aclarada por propósitos que nos animan a servir y a vivir con ánimo decidido.
No evadimos la responsabilidad al afrontar el año nuevo. Es la razón que nos lleva a no caer en la promoción de toda clase de supersticiones y rituales de nochevieja. El cristiano no vive de suertes y soluciones mágicas; qué faltos de fe y de seguridad propia, quienes esperan mejores días porque usan prendas de este o aquel color, quienes realizan rezos, sahumerios, baños y otras cosas que para nada santifican; y ¿qué decir de lectura de horóscopos, la consulta a adivinos y otros tipos de prácticas contrarias a la fe verdadera?
Un año bueno para el creyente es el que se dispone a vivirse conforme a la voluntad de Dios tomando una verdadera actitud de servicio y valentía. Un año nuevo es una empresa confiada para dar buenos resultados con la sabiduría y la dirección de Dios. ¡Que tengamos un buen año! Sí, un año en el que resuene las palabras del Señor: “Lo que yo te ordeno es que te esfuerces y seas valiente, no te acobardes ni te desanimes, porque donde quiera que vayas yo estaré contigo”.
Con gratitud y confianza abrámonos a la novedad de Dios y de su mano pongámonos en camino con la certeza que nuestra vida está en sus manos.

31 diciembre, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

En los cuatro relatos de institución de la Eucaristía, aparece Jesús dando gracias. Lo cual nos indica que, según la mente y el corazón del Señor, el sacrificio eucarístico va estrechamente unida a la acción de gracias «hasta el punto de ser ella la mismísima excelentísima expresión del agradecimiento que debemos expresar a Dios por los beneficios recibidos».

Es esencial e inherente al culto a Dios darle gracias por los beneficios recibidos. Nosotros queremos acabar el año dándole gracias por todos los benéficos que nos ha dispensado a lo largo de 2019. Por eso el día 31 de diciembre a las 19:00 hh. celebraremos una misa de acción de gracias al tiempo que recordaremos a todos aquellos que nos han dejado en los últimos doce meses.

Lugar: Iglesia nueva de Santa Cruz
Día: 31 de diciembre
Hora: 19:00 hh.

31 diciembre, 2019
2 Facebook Twitter Google + Pinterest