Inicio Evangelio del día Evangelio del sabado, 8 de junio