Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

3 abril, 2019

José Carlos Alonso Seoane es un sacerdote que tiene claro que las nuevas tecnologías “son un púlpito más grande que el de la iglesia” que hay que aprovechar como en otras épocas la iglesia otro medios “que tuvo a su alcance”.

Desde los escritos de los apóstoles hasta expresiones artísticas como el Pórtico de la Gloria.”En el siglo XXI tenemos las redes sociales para hacer que llegue el mensaje de Dios”.

El padre Alonso considera “fundamental” trasmitir “mensajes positivos” y “valores morales” con claridad y sencillez porque “es necesario volver a evangelizar” en estos tiempos que hay personas que “tienen tantas cosas que le sobra hasta Dios”.

“A mí me gusta santificar la vida ordinaria”

En una entrevista en el programa “Na Encrucillada” de Radio Xallas, el cura recordó sus años al frente de las parroquias de San Pedro de Santa Comba, San Cosme de Antes, San Tirso de Muíño o como capellán de la EFA Fonteboa de Coristanco.

Es miembro de la sociedad sacerdotal de la Santa Cruz, vinculada al Opus Dei. Algo que no oculta Alonso que valora que “los sacerdotes tenemos la oportunidad de asociarnos y trabajar juntos para fortalecer nuestra fe y no caminar solos. A mí me gusta santificar las cosas y el mundo ordinario”.

Sobre la Semana Santa recuerda que “son los días más importantes de nuestrar fe” y en los que se aconseja vivir estas fechas con “más recogimiento, oración y fe”.

 

Fuente: www.adiantegalicia.es

3 abril, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Los días 5 y 6 de abril, próximos viernes y sábado, en el hiper Gadis de Santa Cruz y el de Dos Regos, durante toda la jornada, los voluntarios de Cáritas parroquial de Santa Cruz estarán para recoger cualquier tipo de alimento y/o material de higiene corporal para adultos y niños (pañales, gel, dentífrico, etc.).

Se trata de recoger alimentos tan básicos como necesarios en el día a día de cualquier familia, pero que muchos de nuestros vecinos carecen. Agradecemos por adelantado su colaboración sin la que no es posible el trabajo de los voluntarios y, lo que es peor, sin ella no se podrían cubrir las necesidades más elementales de muchas personas.

Estas campañas de recogida que realizamos dos o tres veces al año son fundamentales para conseguir los productos que han de ser repartidos entre las cada vez más numerosas familias que participan de los diferentes programas de Cáritas. Todas las semanas atendemos, en sus diferentes necesidades, a más de ochenta familias intentando cubrir sus necesidades básicas. El número de las mismas no ha dejado de crecer en el último año por lo que toda colaboración es poca. También se puede entregar la ayuda en los locales parroquiales o cualquiera de los templos.

Muchas gracias

3 abril, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Lectura del santo evangelio según san Juan 5, 17-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: – «Mi Padre sigue actuando, y yo también actúo.» Por eso los judíos tenían más ganas de matarlo: porque no sólo abolía el sábado, sino también llamaba a Dios Padre suyo, haciéndose igual a Dios. Jesús tomó la palabra y les dijo: – «Os lo aseguro: El Hijo no puede hacer por su cuenta nada que no vea hacer al Padre. Lo que hace éste, eso mismo hace también el Hijo, pues el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que él hace, y le mostrará obras mayores que ésta, para vuestro asombro. Lo mismo que el Padre resucita a los muertos y les da vida, así también el Hijo da vida a los que quiere. Porque el Padre no juzga a nadie, sino que ha confiado al Hijo el juicio de todos, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo no honra al Padre que lo envió. Os lo aseguro: Quien escucha mi palabra y cree al que me envió posee la vida eterna y no se le llamará a juicio,-,- porque ha pasado ya de la muerte a la vida. Os aseguro que llega la hora, y ya está aquí, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que hayan oído vivirán. Porque, igual que el Padre dispone de la vida, así ha dado también al Hijo el disponer de la vida. Y le ha dado potestad de juzgar, porque es el Hijo del hombre. No os sorprenda, porque viene la hora en que los que están en el sepulcro oirán su voz: los que hayan hecho el bien saldrán a una resurrección de vida; los que hayan hecho el mal, a una resurrección de juicio. Yo no puedo hacer nada por mí mismo; según le oigo, juzgo, y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.»
Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús
Meditación
Jesús imita a su Padre Dios en todo; no descansa, es movido por el amor y por esto es el reflejo de la misericordia de Dios que quiere dar la vida. También Jesús llama a sus discípulos a dejarse transformar de la fuerza creadora de su Palabra y de su presencia. Tres actitudes podríamos aprender de este pasaje: buscar la comunión de vida con el Señor, creer en su palabra y dejar que el poder de la resurrección de Cristo nos haga nuevas creaturas.
En el contexto del camino cuaresmal que estamos recorriendo vemos cómo se avecina las fiestas pascuales; la Iglesia nos invita a prepararnos con un corazón dispuesto para dejar que el misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús nos impulse a vivir en él y para él. Esta certeza brota de la conciencia de la acción continua de Dios en la historia, certeza de la acción del Espíritu Santo en los creyentes conduciendo a una comprometida confesión de la fe. Así surge la pregunta de cómo nos estamos preparando en este tiempo privilegiado para pasar de ser personas religiosas con la tentación de acostumbrarse a las realidades divinas, a ser creyentes que viven en la cotidianidad la novedad de la vida que nos da el Resucitado.
Por lo tanto, las tres actitudes que nos sugiere el texto de hoy se hacen realidades que no pueden faltar en el caminar cristiano. En primer lugar, buscar la comunión de vida con el Señor confirma que sin él nada podemos hacer; sin la vida de comunión con Dios nuestro Padre, con Jesucristo nuestro Salvador y con el Espíritu de la verdad, la existencia humana queda desnaturalizada porque viene obviada la dignidad misma del hombre. Es el llamado a vivir a plenitud la condición de hijo de Dios; es la invitación a permanecer en el Señor dejando que la vida fructifique; es ser dóciles al Espíritu Santo para que él fecunde nuestra cotidianidad.
Necesitamos agudizar el oído y el corazón para acoger la Palabra de Cristo; esa Palabra vivificadora que transforma, levanta, libera, da vida e ilumina los pasos del creyente. Creer en su Palabra siendo tierra dispuesta en la que la acción permanente de Dios nos haga comprender nuestro sentido y misión en la historia.
Así, el cristiano vive del poder del Resucitado. como dice el Papa Francisco: “La tumba vacía quiere desafiar, movilizar, cuestionar, pero especialmente quiere animarnos a creer y a confiar que Dios ‘acontece’ en cualquier situación, en cualquier persona, y que su luz puede llegar a los rincones menos esperados y más cerrados de la existencia. El mensaje de la resurrección es el fundamento y la fuerza que tenemos los cristianos para poner nuestra vida y energía, nuestra inteligencia, afectos y voluntad en buscar, y especialmente en generar, caminos de dignidad. Celebrar la Pascua es dejar que Jesús venza esa pusilánime actitud que tantas veces nos rodea e intenta sepultar todo tipo de esperanza”.

P. John Jaime Ramirez Feria

3 abril, 2019
0 Facebook Twitter Google + Pinterest