Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

12 septiembre, 2018

Cada jueves el Santísimo es expuesto en la custodia para la oración. La exposición y bendición con el Santísimo Sacramento es un acto comunitario en el que debe estar presente la celebración de la Palabra de Dios y el silencio contemplativo. La exposición eucarística ayuda a reconocer en ella la maravillosa presencia de Cristo o invita a la unión más íntima con él, que adquiere su culmen en la comunión Sacramental. Y nosotros lo hacemos con una intención: rezar por las vocaciones.

¿Cuándo instituyó Jesucristo la Eucaristía?

El número 272 del compendio del Catecismo de la Iglesia responde diciendo: «Jesucristo instituyó la Eucaristía el Jueves Santo, ‘la noche en que fue entregado’ (1Co 11, 23), mientras celebraba con sus Apóstoles la Última Cena».

En el siguiente número (273) explica cómo Jesucristo instituyó la Eucaristía: «Después de reunirse con los Apóstoles en el Cenáculo, Jesús tomó en sus manos el pan, lo partió y se lo dio, diciendo: ‘Tomad y comed todos de él, porque esto es mi Cuerpo que será entregado por vosotros’. Después tomó en sus manos el cáliz con el vino y les dijo: ‘Tomad y bebed todos de él, porque éste es el cáliz de mi Sangre, Sangre de la Alianza nueva y eterna, que será derramada por vosotros y por todos los hombres, para el perdón de los pecados. Haced esto en conmemoración mía'».

Desde aquel momento los apóstoles celebraban la Eucaristía conscientes de que en este sacramento se hacía presente el Señor; desde entonces los cristianos se reúnen para celebrar, adorar y comer el cuerpo de Cristo en la Eucaristía. Nosotros también nos reunimos cada día para realizar eso mismo que hicieron los apóstoles y todos los cristianos que nos han precedido. Conscientes y agradecidos de la presencia sacramental de Cristo en la Eucaristía nos reunimos cada jueves para adorar al Señor,  para hablar con Él, para pedirle por tantas necesidades materiales y espirituales; nos reunimos ante Él para ofrecerle un momento de nuestra vida en agradecimiento por haberse quedado con nosotros.

Unidos a todos los cristianos en el mundo entero, que se reúnen en torno a la Eucaristía para adorarlo, queremos decirle al Señor: ¡Gracias Señor por tu presencia sacramental en la Eucaristía!

Lugar: Iglesia nueva de Santa Cruz
Día: Jueves
Hora: 19:30 hh

 

12 septiembre, 2018
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Y de eso se trata de empezar. Este jueves, a las 20 30 , comienza a andar un nuevo curso el grupo de hombres que nos reunimos en torno a una cerveza para hablar de lo divino y de lo humano.

Cada mes tratamos de reflexionar, con con la mirada puesta en el cielo pero los pies en la tierra, sobre temas de actualidad que nos atañen y sobre como enfrentarnos a ellos desde el punto de vista cristiano.

Se trata de un grupo abierto formado por dos docenas de hombres que, si bien no podemos cambiar el mundo, intentamos cambiar la realidad que nos rodea.

Cuando afirmamos que se trata de un grupo abierto queremos decir que no siempre podemos ir todos y que rara vez coincidimos siempre pero que, cuando lo hacemos, exponemos nuestra opinión sobre los temas allí abordados y cómo hacerlos realidad en nuestra vida.

Os invitamos a participar y para ello solo se requiere escuchar y hablar. Todas las ideas son enriquecedoras. A esta reunión la llamamos Cerveza mística pues al término de la charla que suele durar media hora y que cada mes prepara uno de los participantes- compartimos una merienda cena porque estamos convencidos de que con. que esa cerveza estrechan más lazos que con muchos sermones

12 septiembre, 2018
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

En varias ocasiones, el cementerio parroquial de San Martín de Dorneda ha sido objetivo de los “amigos de lo ajeno” que han sustraído objetos como jardineras, la escalera de mano y hasta las flores.

En esta misma línea, también han sustraído varias veces el contenedor que tenemos para depositar los restos florales. Hemos acudido al Ayuntamiento de Oleiros para pedir su reposición y la petición ha sido atendida con celeridad y hoy mismo nos han concedido un depósito nuevo. Procuraremos incorporar alguna medida disuasoria que impida un nuevo hurto. Pero ante todo, queremos agradecer la rapidez y la disponibilidad de nuestro Ayuntamiento para dar respuesta y solución a las necesidades que les presentamos. Una vez más, gracias.

12 septiembre, 2018
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Comenzamos las actividades deportivas en nuestra Parroquia a partir del 10 de septiembre con las clases de Chi Kung para la salud.

El Chi Kung es una técnica terapéutica milenaria, originaria de la medicina tradicional china.
Se basa en series de ejercicios sencillos y armoniosos, integrados con tu respiración.
Nos ayudará a mejorar el estado general de nuestro cuerpo, aumentar nuestra vitalidad y salud.

¡Apto para cualquier edad! Requiere simplemente que desees pasar un rato agradable mejorando tu salud física y mental.

Lugar: locales de Santa Cruz
Días: lunes y miércoles
Hora: 20:30
Anotarse: Despacho Parroquial
Contacto: 659 184 054

 

12 septiembre, 2018
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

Lucas 6,20-26

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos hacia sus discípulos, les dijo: «Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis. Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas.

Pero, ¡ay de vosotros, los ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que ahora reís!, porque haréis duelo y lloraréis. ¡Ay, si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas.»

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

Meditación

El evangelio de hoy, presenta a la multitud deseosa de oír la Palabra de Jesús que les propone cuatro “Dichosos” y cuatro “ay de vosotros”; el “Sermón de la llanura” presentado por san Lucas es un discurso más breve y más radical que tiene su cumplimiento en el tiempo presente.

Inicia el discurso con el “Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios”. Los discípulos del Señor son pobres; su corazón no es poseído por la acumulación de riquezas, no es codicioso ni avaro porque reconoce que “allí donde está tu riqueza estará tu corazón”. Los discípulos no están encerrados en intéreses individuales o en búsquedas de seguridades a toda costa; ellos comprenden que vivir la novedad del Reino de Dios nos mueve a contribuir a una convivencia más justa, más honesta, más fraterna. El Reino de Dios, que es presencia viva y actuante del Señor en la comunidad abre al creyente al encuentro con el otro desde la caridad que se traduce en obras concretas. Se es pobre cuando ningún bien esclaviza; de hecho se podría carecer de bienes y tener el corazón encerrado, apegado, sediento de dinero y reconocimiento; lo recuerda Pablo diciendo que “la raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1 Timoteo 6,10).

¿Cómo podríamos comprender el «dichosos», los que ahora tienen hambre y lloran? El que entra en la dinámica del Reino, reconoce que el sufrimiento no es definitivo; el Reino se va construyendo y vemos cómo inspira realidades que sacian y producen alegría. Un ejemplo palpable de esto lo encontramos en tantas experiencias de caridad y consolación que van surgiendo entre nosotros; obras que no hacen ruido pero que van tocando la necesidad y la promoción de las personas; pensar en un Banco Arquidiocesano de Alimentos que responde a la necesidad de aquellos que tienen hambre, pensar en un Hogar de paso para el habitante de la calle, que diariamente acoge a cientos de hermanos sin techo y que son recibidos sin prejuicios, tratados como personas, amados en su dignidad; pensar en la Fundación del Divino Niño, sostenida por la caridad de los fieles, que rodea a los adultos mayores desamparados y les brinda el calor de familia; pensar en tantos comedores parroquiales o en las experiencias del “pan compartido” o de la pastoral de los enfermos, experiencias que hacen vida la Palabra del Señor y confirman la fe. Son tantas experiencias de caridad que alegran y sacian, no solo el hambre física de los hermanos. Entonces, confirmamos que la búsqueda interior de ser “dichosos” no se centra en una decisión de querer saciarnos encerrados en nosotros mismos, sino en el encuentro real y concreto con los otros viéndonos libres de toda injusticia, discriminación y egoísmo.

Entonces, recordemos lo que nos dice el Señor: “Alegraos porque vuestra recompensa será grande en el cielo”. Ya desde aquí descubrimos el cumplimiento de la bienaventuranza que el Señor nos invita a hacer vida; así lo entiende San Pablo cuando nos exhorta: “estén siempre alegres en el Señor, se los repito, estén siempre alegres y den a todos muestras de un espíritu muy abierto. El Señor está cerca. No se inquieten por nada; antes bien, en toda ocasión presenten sus peticiones a Dios y junten la acción de gracias a la súplica. Y la paz de Dios, que es mayor de lo que se puede imaginar, les guardará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.» (Filipenses, 4, 4-7)

 

12 septiembre, 2018
0 Facebook Twitter Google + Pinterest