Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

25 agosto, 2018

Mateo 23,1-12

En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos, diciendo: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar.

Todo lo que hacen es para que los vea la gente: alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame maestros. Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo.

No os dejéis llamar consejeros, porque uno solo es vuestro consejero, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.»

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús

Meditación

Las controversias de Jesús con los escribas y fariseos permiten ver como Él pone de manifiesto la incoherencia y la falta de transparencia en la relación con Dios y con los hermanos; resalta un error básico al respecto, hablan y no practican.

Enumerando varios puntos con los que ellos demostraban el conocimiento de la Ley de Dios, el Señor presenta cómo ellos, tantas veces, buscaban ser vistos y elogiados, queriendo sentirse importantes y de una categoría especial; querían ser llamados importantes, privilegiados, alimentando las diferencias sociales y la exclusión social y religiosa. Sobresalían los privilegios de los “grandes” y marcando la inferioridad de “los pequeños”. Una actitud donde se priorizaban las individualidades y las carreras para escalar puestos de renombre.

Entonces, ante esta realidad que también se puede presentar hoy, el Señor propone la actitud que la comunidad debe asumir: “El mayor entre vosotros será vuestro servidor!” Bajo ninguna circunstancia se puede legitimar las diferencias sino la fraternidad. La actitud sincera de servicio brota del corazón liberado de la soberbia y liberado de la rutina de la religión. También nosotros podemos experimentar la tentación de la incoherencia e hipocresía en nuestra relación con Dios y nuestros hermanos.

Que el Señor nos libre de la mentalidad farisaica y nos conceda un espíritu de verdadero servicio y fraternidad que propenda en un auténtico crecimiento de la comunidad y afiance nuestra relación con Dios.

25 agosto, 2018
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

En nuestra parroquia solemos llamar a esta festividad el “día del Ramo” en referencia al presente que algunas familias de la parroquia portan para ser ofrecido al Señor.

Lo que celebramos realmente en este día es una fiesta en honor de la Eucaristía.
Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los creyentes en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, dándole públicamente el culto de adoración (latría).

Es un día de gran fiesta para la Parroquia.
Cientos de fieles acudirán a Señor para acompañarle; los puestos de rosquillas nos recordarán que se trata de una fiesta de origen secular; las gaitas y los trajes tradicionales mostrarán su arraigo a las tradiciones de nuestra tierra; la cuidada liturgia nos recordará que “tratamos santamente las cosas santas”.

Para una parroquia la fiesta del Corpus se convierte en expresión de nuestro amor a la Eucaristía por eso invitamos a todos los feligreses a unirse a esta celebración.

Los obispos de España con motivo de esta festividad publicaron un mensaje en el que nos recordaban que la Solemnidad del Corpus Christi nos invita a contemplar y celebrar el gran don de la presencia real ade Cristo vivo entre nosotros en su cuerpo entregado y en su sangre derramada para la vida del mundo.

De manera muy especial, es una llamada a entrar en el misterio de la Eucaristía para configurarnos con él. Este misterio, en palabras de Benedicto XVI, “se convierte en el factor renovador de la historia y de todo el cosmos [pues], en efecto, la institución de la Eucaristía muestra cómo aquella muerte, de por sí violenta y absurda, se ha transformado en Jesús en un supremo acto de amor y de liberación definitiva del mal para la humanidad”.

En consecuencia, siendo el Ramo una hermosa tradición que no debemos perder, antes bien, seguir potenciando, no debemos olvidar que para una parroquia el “termómetro” de la fe de la comunidad ha de ser su piedad eucarística.

Lugar: Santa Eulalia de Liáns
Día: domingo 26 de agosto
Hora: 13:30 hh.

25 agosto, 2018
2 Facebook Twitter Google + Pinterest