Inicio Archivos diarios
Archivos diarios

24 marzo, 2018

Curso de retiro
Curso de retiro
Curso de retiro
Curso de retiro
Curso de retiro
Curso de retiro

Un grupo de feligreses nos hemos ido este fin de semana de curso de retiro para prepararnos para la Semana Santa predicado por nuestro párroco – D. José Carlos Alonso- y D. José María García De Castro. Para ello nos trasladamos a las Rías Baixas, a una hermosa casa rural con capilla en Abanqueiro, Boiro.
Casa do Prado – que es como se llama la casa, ha acogido una ve más a un grupo de la parroquia resultando un remanso de paz ideal para el recogimiento y la oración.

“Un curso de retiro es una manera eficacísima de acercarse a Dios: una oportunidad estupenda para tratarle con paz y con mayor intensidad. Conocerle y conocerse con la luz que Él da, de modo que ese conocimiento influya en nuestra vida, mejorándola, amando más a Dios y al prójimo. Muchas veces será el inicio de una sincera conversión.
Hay momentos en la vida en que es necesario pararse; épocas en las que hay un nuevo despertar, en las que surgen -con la fuerza de la primera vez-, pasiones e iniciativas, afanes nobles que necesitan un cauce; periodos en que las necesidades espirituales se agudizan, y se mira la vida cara a Dios, y uno se plantea las grandes cuestiones de todos los tiempos: ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Cuál es nuestro origen? ¿Cuál es nuestro fin? ¿De dónde viene y a dónde va todo lo que existe?

Muchas veces vamos por la vida como a galope. Más que ir nosotros, nos traen y nos llevan las cosas, las situaciones, las circunstancias. ¡Siempre con prisas! ¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿Para quién trabajo de esta manera?… ¡Que se detenga el mundo un par de días! ¡Necesito pensar! Pues bien, en cierto sentido un Curso de retiro hace realidad ese «milagro».

La paz de unos días de retiro sirve para pensar con calma en lo importante, y poner un poco de orden en las ideas. Familia, trabajo, vida cristiana, amistades… Buscar la soledad es una constante en la historia de la espiritualidad, porque en la soledad acontece con más facilidad el encuentro del alma con Dios.

“Siempre empiezo a rezar en silencio, porque es en el silencio del corazón donde habla Dios. Dios es amigo del silencio: necesitamos escuchar a Dios, porque lo que importa no es lo que nosotros le decimos, sino lo que Él nos dice y nos transmite (Beata Madre Teresa de Calcuta. Camino de sencillez).

” Para oír la voz de Dios se necesita un ambiente apropiado. Un clima de silencio, de recogimiento interior, que facilite el diálogo personal con Él. Hablarle y escucharle. Eso es la oración. Y en ese ambiente, podemos preguntarnos sobre el sentido de nuestra vida, y preguntárselo a Dios, que es quien nos la ha dado.

En definitiva: retirarnos algunos días a un lugar tranquilo, para descubrir los valores del espíritu y ejercitarlos más en nuestra vida. Para ahondar hasta llegar a las raíces de lo que somos, de la grandeza y dignidad de ser y sabernos hijos de Dios. Para meditar sobre nuestro destino eterno.

Fuente Almudi.org

 

24 marzo, 2018
1 Facebook Twitter Google + Pinterest

Domingo de Ramos! ¡Con qué algarabía reciben al Rey de reyes! La multitud se agolpa a las puertas de Jerusalén para llenar de palmas la entrada y dibujar una alfombra que dé la bienvenida al pollino que en sus lomos porta al Profeta de quienes muchos dicen: «este hombre habla con autoridad y no como los escribas.» «¡Hosanna al hijo de David…!» Las bocas chillan y las gargantas se deshacen en griterio ante al que han visto hacer milagros: devolver la vista a ciegos, limpiar leprosos, resucitar muertos… ¿Quién es Este? Jesús entra triunfante en Jerusalén acompañado de un bullicio tumultuoso; la misma ciudad que unos días más tarde le dará la espalda y le someterá a un juicio injusto y a una pasión execrable. Pero hoy, detengámonos y con alegría jubilosa digamos: «Santo, Santo, Santo es el Señor…..”

Os esperamos a todos en las misas de Ramos de este domingo

Santa Cruz: 11:30 hh.
Lians: 12:30 hh.

 

24 marzo, 2018
1 Facebook Twitter Google + Pinterest