Inicio Actualidad Carta de un sacerdote a los 300 sacerdotes que apoyan el 1-O